INTERNACIONAL
16/04/2014 07:32 CEST | Actualizado 16/04/2014 07:32 CEST

Ucrania intenta retomar el control del este del país

REUTERS

El Gobierno ucraniano avanza. Soldados mandados por Kiev a bordo de helicópteros han aterrizado en la localidad de Kramatorsk, en el este del país, aparentemente en el inicio de la operación antiterrorista anunciada por el Gobierno contra los separatistas prorrusos, pero permanecen en el aeródromo cuyo control han recuperado tras encontrarse con un recibimiento hostil por parte de la población.

La localidad de Kramatorsk es una de las diez localidades en el este de Ucrania, donde se concentra la población rusófona del país, donde han estallado rebeliones separatistas.

Los soldados desembarcaron en Kramatorsk en dos helicópteros después de que un avión de la Fuerza Aérea realizara lo que pareció ser un intento fallido de aterrizar en el aeródromo próximo a la ciudad, donde separatistas y simpatizantes han establecido barricadas en las puertas de entrada.

La corresponsal de Reuters ha escuchado varios disparos desde el interior de la base, mientras una multitud de simpatizantes de los separatistas avanzaban hacia las puertas del aeródromo después de que aterrizaran las tropas, pero aparentemente se trató de disparos de advertencia.

"MANOS FUERA"

Entre la multitud, compuesta por varios cientos de personas, parecían ser todos civiles y ninguno llevaba armas visibles. No se produjeron altercados y las autoridades ucranianas no han informado de víctimas, algo que sí han hecho varios medios rusos, que hablan de hasta cuatro fallecidos en el interior de la base.

El general ucraniano que afirmaba ser el comandante de la operación antiterrorista en Kramatorsk se ha encontrado con una recepción hostil cuando ha tratado de razonar con la multitud. El oficial, Gennadi Krutov, ha dicho: "tenemos información de que ha habido un tiroteo aquí".

"He venido aquí para aclarar que hay una operación antiterrorista en marcha y estoy aquí para protegeros", ha afirmado, dirigiéndose a los presentes "como ciudadanos de nuestro país común".

Ante sus palabras, la multitud ha respondido "manos fuera de Donbass", el nombre que recibe esta región del este de Ucrania. A medida que se acaloraba la discusión, la multitud, compuesta por varios cientos de personas, ha empujado al general, que un momento dado ha perdido su sombrero. Con la caída de la noche, él y sus hombres se han retirado al interior del aeródromo.

Los residentes locales, algunos de ellos con banderas rusas, han establecido barricadas de arena y neumáticos frente a las puertas del aeródromo.

ESPACIO ECO