ECONOMÍA
19/04/2014 18:45 CEST | Actualizado 19/04/2014 18:48 CEST

VOTA: los taxistas piden retirar una app que permite que particulares compartan vehículo

UBER

Un rechazo parecido al que suscitan páginas como Airbnb en el sector hotelero o Blablacar entre transportistas es el que generan aplicaciones como Uber -en la que ha invertido Google- entre los taxistas.

Tanto Airbnb como Uber y el resto de páginas y servicios similares que forman parten de estrategias de "consumo colaborativo" que en ocasiones resultan disruptivas en su sector. Con ellas cambia la forma de usar un servicio y, con ello, el negocio tradicional.

La Confederación del Taxi de España ha exigido este sábado la retirada en España de la aplicación Uber, que pone en contacto a particulares para la realización de trayectos en vehículos privados y que intermedia además en el cobro. En un comunicado dirigido a Gobierno, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos señala que esta aplicación fomenta el "transporte pirata" y exigen que se adopten medidas "con carácter inmediato" para "impedir que se vulnere la legalidad establecida".

Los taxistas consideran que se fomenta la economía sumergida y la creación de una bolsa de fraude fiscal, pues no existe "control administrativo alguno" sobre los particulares que utilizan la aplicación, al tiempo que estiman que los usuarios "no contarán con garantía alguna en la prestación de los servicios". Además, señalan que "el acceso ilegal" al sector de "especuladores de todo tipo" pone en peligro "más de 100.000 puestos de trabajo en el sector del taxi" y amenazan con protestas.

La pasada semana, el Tribunal de Comercio de Bruselas ordenó a la sociedad estadounidense Uber el cese de sus actividades de vehículos compartidos entre particulares. Esta decisión fue criticada por la vicepresidenta de la Comisión Europea (CE) y responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, quien aseguró la sentencia no pretende "proteger o ayudar a los pasajeros, sino a un cartel de taxis".

En España, Uber ha comenzado estos días su implantación en Barcelona. "Uber actualmente opera en más de 90 ciudades en todo el mundo, y aún queremos seguir creciendo, a pesar de los intentos de la industria del taxi en poner freno a la innovación y a limitar las alternativas del consumidor. Las operaciones continúan en todas y cada una de las ciudades Uber gracias a una demanda abrumadora por parte de usuarios y conductores", explica la compañía, que nació en 2009. "La aplicación Uber te conecta con un conductor con solo tocar un botón", explican en su web. Para ser conductor de Uber se requiere una edad mínima de 23 años y seguro personal para el automóvil.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR