NOTICIAS
20/04/2014 17:03 CEST | Actualizado 21/04/2014 11:43 CEST

Esperanza Aguirre: "En su afán por acabar con España buscan prohibir los toros"

Más vídeos en Antena3

Ser antitaurino es ser antiespañol, porque significa renunciar a "la esencia misma de nuestro ser español". Con esta analogía ha embestido Esperanza Aguirre contra quienes defienden los derechos de los animales y el fin de las corridas de toros.

Aguirre pronunció en Sevilla el pregón de la feria taurina hispalense, en el que añadió que "en su afán por acabar con España buscan prohibir los toros por decreto. Por eso, y solo por eso, los españoles que quieren dejar de serlo luchan contra la Fiesta".

Para la presidenta de los populares madrileños algunos movimientos que rechazan la fiesta de los toros lo hacen "por ser antiespañoles, que lo son porque saben muy bien que los toros simbolizan mejor que nada la esencia misma de nuestro ser español".

La expresidenta regional también hizo un canto a los valores que representa la fiesta de los toros: "Posiblemente nuestra sociedad de hoy no da valor al valor; hay demasiados cobardes en todos los ámbitos", para añadir que "ser valiente es un valor, un mérito, una virtud y hay que reconocerlo así, como lo reconocen los millones de aficionados que van a los toros desde hace siglos".

"ENCASTE BRAVO Y VALIENTE"

La primera mujer en pronunciar el pregón de la fiesta taurina sevillana mostró su orgullo por tener un "encaste bravo y valiente", a pesar de lo cual confesó que hay años en los que ella misma se da miedo por su "temeridad y osadía", un punto que rubricó diciendo: "Y este de 2014 está siendo mi año más temerario". La expresidenta de la Comunidad de Madrid se dio a la fuga y arrolló una moto de la policía cuando estaba siendo multada en la capital el pasado 3 de abril.

Aguirre no ha sido la primera dirigente popular en autodefinirse como un toro. El ministro de Educación y Cultura, Ignacio Wert, dijo de sí mismo en diciembre de 2012 que es "como un toro bravo" que se crece con el castigo.

"Sí, es verdad. Me gustan los Toros, así con mayúscula, como hay que escribirlo cuando se trata de definir la Fiesta Nacional de España por antonomasia", fue la primera declaración de intenciones de Aguirre.

Durante el pregón desgranó su propia historia como aficionada a la fiesta y recordó la historia de sus tatarabuelo y bisabuelo, farmacéuticos de la Puerta del Sol y contemporáneos de las principales figuras de la segunda mitad del siglo XIX. Por eso, subrayó: "El amor a los toros me lo transmitieron después del cristianismo y del amor a la patria, que son los valores esenciales que aprendí en mi casa, por eso también comprenderán que a lo largo de toda mi vida política siempre haya procurado defender y fomentar nuestra Fiesta Nacional por antonomasia".

La líder popular aludió al ataque antitaurino, reconociendo que los toros "siempre han tenido sus detractores", aunque "los que ahora se oponen a la Fiesta no están ni mucho menos a la altura intelectual de los que la repudiaban hace un siglo", en alusión a figuras de las letras y el pensamiento como Joaquín Costa, Unamuno, Azorín, Baroja, Maeztu, Ramón y Cajal o Giner de los Ríos. En contraposición, Aguirre citó a otros intelectuales que abanderan hoy la defensa de la fiesta como Boadella, Savater o Gómez Pin.

ADEMÁS: