POLÍTICA
23/04/2014 10:43 CEST | Actualizado 23/04/2014 10:45 CEST

El incidente y la fuga de Esperanza Aguirre se resolverán con un juicio de faltas

EFE

La Justicia ha determinado que el incidente de tráfico y la posterior fuga que protagonizó la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, el pasado 3 de abril, constituye una falta y no un delito, según fuentes jurídicas.

Por tanto, previsiblemente, se celebrará un juicio de faltas, lo que acabaría, muy probablemente, en el pago de una simple multa en el caso de ser declarada culpable.

Las faltas, además, prescriben a los seis meses, y en este caso, según fuentes judiciales, se le atribuiría a la expresidenta de la Comunidad de Madrid una contra el orden público, ya que huyó tras ser multada por aparcar su Toyota en un carril bus en pleno corazón de Madrid, en la zona más concurrida de la Gran Vía -la plaza del Callao-.

Después de recibir el atestado policial por este incidente, el magistrado incoó diligencias para investigar lo sucedido con los agentes, quienes han asegurado también que Aguirre no aportó la documentación requerida, hecho confirmado por el Ayuntamiento de Madrid.

DELITO, DE SEIS MESES A UN AÑO DE PRISIÓN

Las mismas fuentes jurídicas han apuntado que, previsiblemente, el juez emitirá esta misma semana un auto en el que motivará su decisión, así como señalará la fecha de la vista que se celebrará en los juzgados ordinarios. En caso de ser considerado, sin embargo, un delito de desobediencia, Aguirre podría enfrentarse a una pena de prisión de seis meses a un año.

Carlos Valle, el magistrado que instruye el procedimiento, fue también el instructor de las presuntas agresiones de militantes del PP al socialista José Bono en 2005, e imputó a dos agentes que supuestamente detuvieron ilegalmente a los dos populares. Un abogado del Estado denunció la "nula imparcialidad" del juez Valle ese mismo año.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

EL HUFFPOST PARA HONEST