NOTICIAS
28/04/2014 08:56 CEST | Actualizado 30/04/2014 10:00 CEST

Hábitos mañaneros de los famosos

GTRES

A pesar de los continuos viajes y la gran flexibilidad de sus horarios, hay personas que tienen ciertos rituales, manías o curiosidades que logran repetir a diario sin excepción.

Estos son algunos hábitos mañaneros de los famosos:

Desayunar en familia. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, nunca se salta compartir el momento del desayuno con su mujer y sus dos hijas. En cuanto a su entrenamiento físico, tres cuartos de hora de cardio además de sesiones levantamiento de pesas son también imprescindibles en su apretada agenda.

Correr tras trabajar. El japonés Haruki Murakami, autor de libros como Tokio Blues, dedica las mañanas a escribir durante cinco o seis horas y es solo entonces cuando se toma su tiempo para correr, una afición conocida por muchos de sus seguidores. Son al menos 10 kilómetros al día. “La propia repetición se convierte en lo más importante, es una forma de hipnotismo. Me hipnotiza a mí mismo para llegar a un estado más profundo de la mente”, dice.

Desayunos a lo Paltrow. La actriz Gwyneth Paltrow muestra parte de su complejo listado de actividades diarias en su popular blog GOOP. Estrictos hábitos alimenticios y prácticas deportivas entre ellas. Según Radar Online, Paltrow inicia su día con un vaso de agua mezclado con jugo de limón y un té de hierbas. Es madrugadora y antes de desayunar con sus hijos ya ha revisado su correo y realizado ejercicio.

Al menos cinco minutos de ejercicio al comenzar el día. Marco Borges es el entrenador personal de Beyoncé. A causa del itinerante ritmo de vida de la cantante él ha diseñado dentro de su plan diario para que su clienta pueda realizar al menos cinco minutos de ejercicio desde cualquier lugar y que lo aplica a su cambiante horario.

La vida sin café. El ex jugador de baloncesto Shaquille O’Neal evita el café en su rutina diaria. Asegura no haberlo tomado en su vida y desayunar siempre con zumo de naranja natural.

La vida con café. Como ha podido comprobarse en alguno de los recientes biopics sobre su vida, Truman Capote solo lograba concentrarse para escribir si permanecía tumbado en una cama o un sofá, a ser posible con una taza de café en la mano.

Ver amanecer. A pesar de que dormir parece ser un evidente secreto de belleza, Rihanna asegura despertarse cada día a las cinco y media de la mañana y esperar desde su piscina a que el sol salga.

Vida Vogue. Ana Wintour, editor jefa de la edición estadounidense de Vogue se levanta antes del amanecer y, antes de las siete de la mañana ya ha jugado durante una hora al tenis para luego acudir a la peluquería que deje su famoso corte de pelo listo para ir a la oficina a las nueve.

Meditación. La show-woman Ellen Degeneres se ha apuntado a la moda de la Meditación Trascendental, práctica que ha popularizado en Hollywood el cineasta David Lynch y que consiste, en el caso de la reciente presentadora de los Oscar, en pasar veinte minutos al día sentada centrada en el mantra.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

PULEVA PARA EL HUFFPOST