NOTICIAS
28/04/2014 21:51 CEST | Actualizado 25/04/2017 11:14 CEST

#Somostodosmacacos: 13 casos de racismo en el fútbol español (VÍDEOS)

El aficionado del Villarreal que el domingo lanzó un plátano al brasileño Dani Alves cuando se disponía a ejecutar un saque de esquina, no podrá volver a pisar el estadio de El Madrigal en su vida. Es la sanción que ha aplicado el club levantino tras el escándalo por las imágenes de Alves recogiendo un plátano y comiéndoselo en pleno partido.

La escena ha generado toda una oleada de solidaridad con Alves desde las redes sociales, donde compañeros como Neymar y gente de la televisión como Mariló Montero, se han comido un plátano para mostrar su apoyo al futbolista del Barcelona.

Sin embargo, Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia y miembro del Observatorio del Racismo y la Violencia en el Deporte, recuerda que no es la primera vez que esto ocurre en el fútbol español y lamenta que la lucha contra este tipo de hechos se limite a meras sanciones y expulsiones individuales.

"Este tipo de cosas no son hechos casuales. Nadie sale de su casa con un plátano para ir al fútbol, sino que ha salido con voluntad para tirárselo a Alves cuando saque el córner. Existe voluntad de hacer daño", indica Ibarra en declaraciones a El Huffington Post.

Según Ibarra, probablemente quien lanzó el plátano "está en un grupo ultra" porque, asegura, "estos comportamientos son propios de los ultras del fútbol". Por ello lamenta que "este tipo de grupos se encubran con los otros 60.000 aficionados", por lo que pide "distinguir" entre ambos.

Para ello, indica, desde el Observatorio del Racismo han propuesto elaborar un informe sobre las conductas racistas en todos los campos de Primera División, Segunda División y Segunda División B. Sin embargo, esta propuesta y otras muchas han caído en saco roto porque, según denuncia Ibarra, el Observatorio lleva sin ser convocado por la Comisión Estatal Contra la Violencia y el Racismo desde el año 2010. "Su actitud [de la Comisión] es indolente y deja hacer", critica.

TRATO DE FAVOR DE LOS CLUBES

Ibarra recuerda que casos como el de Alves se llevan produciendo en el fútbol español con demasiada frecuencia. "Hay insultos, se tiran plátanos, se les llama monos. Ha pasado con Marcelo, con Eto'o y hasta con Cristiano Ronaldo", asegura. "Esto está radicalmente prohibido y es sancionable y lo que queremos es que se aplique la ley rigurosamente, que no se está aplicando".

Esta inacción, según Ibarra, lleva a que los organismos internacionales del fútbol, como la FIFA y la UEFA, exijan más contundencia al fútbol español. En este sentido, Ibarra cree que la responsabilidad de los clubes respecto a los grupos ultras ha de ser mayor. "Que no se hagan gestos ni se tenga trato de favor con grupos ultras que protagonizan estos insultos. Dañan al fútbol español y provocan insultos, dentro del campo, y violencia fuera".

El máximo responsable del Observatorio del Racismo acusa a varios clubes de fingir una lucha contra estos grupos al haber "readaptado" a los ultras en el estadio. "Tienen que aplicar la ley de manera rigurosa. Estos grupos no pueden vivir en el anonimato. Tiene que haber registros y responsables".

Y señala la figura "ineficaz" del delegado de seguridad de cada campo. "Hay que cuestionarse por qué no pasan informes de seguridad a sus clubes", sospecha Ibarra, quien cree que no debe depender de si el árbitro "escucha o no escucha" que se impongan multas sobre los estadios donde se producen actos racistas.

LUCHA "INEFICAZ"

Por ello, desde el Observatorio proponen que la Comisión Antiviolencia se nutra de un "equipo de inspectores" que inspeccione los campos para ver en qué sectores de los estadios se producen cánticos racistas. "Podríamos hacerlo nosotros, pero no quieren. No es un problema de complejidad técnica, es de voluntad", indica.

Es por esto que Ibarra no cree que en España se esté luchando "con eficacia" contra el racismo. Es más, sostiene que se busca "tapar todo lo que se pueda" este tipo de casos y vuelve a criticar que hayan pasado cuatro años sin que se haya convocado al Observatorio del Racismo por parte de la Comisión.

13 CASOS DE RACISMO EN EL FÚTBOL ESPAÑOL