POLÍTICA
07/05/2014 12:31 CEST | Actualizado 07/05/2014 14:25 CEST

Mas critica a Rajoy por estar "sordo y sin imaginación"

GETTY

El diálogo de sordos que mantienen el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, se hace cada día más evidente.

Sin llegar aún al nivel del tantas veces mencionado choque de trenes entre España y Cataluña, sí es cierto que el tono de las declaraciones va ganando en intensidad día a día.

Este martes, el Mas, ha afirmado se ha quejado de que Rajoy no le ha resuelto "nunca nada", ni en el pago de las deudas que el Estado tiene con Cataluña desde la Presidencia de José Luis Rodríguez ni tampoco en el debate soberanista.

Rajoy sigue "sordo y sin imaginación", ha destacado Mas en la sesión de control al Govern en el Parlament aludiendo a la apelación que hizo hace dos semanas el líder del Ejecutivo al catalán en el sentido de que el Govern fuera "más imaginativo". El mismo diagnóstico ha hecho este miércoles en el Congreso el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran.

Previamente, la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha asegurado que el Govern tiene ahora 'la pelota en su tejado' después de que Rajoy haya accedido a pactar con la Generalitat una reforma del sistema de financiación autonómica y medidas para estimular la recuperación económica.

Camacho ha reclamado a Mas un giro de 180 grados en su estrategia, porque "los catalanes se merecen soluciones y no un presidente que no quiera sólo hablar de lo de siempre: una consulta que es ilegal".

Además, le ha advertido de que el editorial del 'Financial Times' del martes argumentaba que la vía secesionista "es un peligro" y que la viabilidad económica de un Estado catalán no está garantizada.

"Ustedes han llegado demasiado lejos", ha dicho exhibiendo un documento en que, según ella, el Gobierno catalán encarga al centro de reinserción de presos de la cárcel de Lleida que imprima las papeletas para la consulta, como ya dijo el grupo popular en el pleno parlamentario anterior.

Para Camacho, "eso debe pararse porque los catalanes se merecen otro gobierno" que, en vez de llevar a Cataluña hacia un callejón sin salida, contribuya a mejorar la economía, y ha recordado la contribución positiva que supuso el apoyo de CiU a la reforma laboral.

Mas le ha respondido que él siempre está dispuesto a hablar con el Gobierno central, pero "sin condiciones previas por ninguna de las partes".

"Ustedes imponen una condición que no me la imponen a mí, sino al 80% de la población de Catalunya, a quien deberían tener más respeto", ha dicho sobre el porcentaje de catalanes que apoya la consulta según las encuestas.

Ha añadido que "Rajoy no ha explicado el clamor de la población catalana", como ha quedado claro en las reuniones entre ambos, y ha lamentado que no le ofrezca concreciones cuando le pide soluciones a diferentes problemas.

"NO SÉ SI EL PROBLEMA ES LA CONSULTA"

En respuesta al presidente de CiU en la cámara, Jordi Turull, Mas ha valorado positivamente los datos de ocupación de abril, que indican que en Catalunya se registraron 32.000 afiliados más a la Seguridad Social, "el mejor registro desde hace años" durante este mes.

Tras poner de manifiesto que los empleos creados en Cataluña fueron el 24% de los generados en toda España, ha añadido: "No sé si el problema es la consulta", expresando así que él no comparte el diagnóstico de quienes aseguran que el debate soberanista está perjudicando a la economía catalana.

#JUNTOS