VÍDEO
15/05/2014 21:16 CEST | Actualizado 16/05/2014 01:44 CEST

Los candidatos a presidir la Comisión Europea no se ponen de acuerdo sobre Cataluña

No sólo había un cara a cara entre Elena Valenciano y Miguel Arias Cañete. Este jueves 15, los candidatos europeos debatieron en Bruselas.

Los movimientos nacionalistas y secesionistas de Escocia y Cataluña fueron motivo de discrepancias entre los candidatos de los cinco principales grupos políticos a la presidencia de la Comisión Europea.

En el ecuador del debate, la presentadora del debate, la italiana Monica Maggioni, preguntó a cada uno de los cinco candidatos cómo actuarían como presidentes de la CE para hacer frente a los casos concretos de Escocia y Cataluña, y si consideran que en el caso de que en ellos se celebrase un referéndum sobre su independencia esos territorios deberían pertenecer a la Unión Europea (UE).

"Es algo que compete solo a España y a Reino Unido", afirmó el candidato del Partido Popular Europeo (PPE), Jean-Claude Juncker, la formación política que en esta legislatura ha contado con más escaños en la Eurocámara.

Juncker agregó que está "a favor de que haya respeto a las constituciones nacionales. Más allá, como con cualquier problema, hay que debatir... Creo que lo más sabio sería no intervenir. Es un asunto de España, y hay que respetar las constituciones nacionales".

"NO SOMOS UN ESTADO FEDERAL"

"No somos un Estado federal, somos una unión de diferentes países. Los países deciden sobre la base de sus constituciones nacionales", afirmó por su parte el candidato del Partido Socialista Europeo (PES), Martin Schulz.

"En el caso del referéndum escocés está previsto en la constitución. En otros países, es distinto", señaló.

"La UE no puede dar una sola respuesta, ni se puede trasladar una solución de un país a otro donde la constitución es distinta", añadió Schulz, que señaló que "si los escoceses deciden ser soberanos, hay un procedimiento para ser miembro de la UE".

La CE ha reiterado en varias ocasiones que una eventual Cataluña o una Escocia independientes quedarían fuera de los tratados y serían consideradas como un país tercero, y por lo tanto fuera de la Unión Europea.

Guy Verhofstadt, por su parte, candidato de los liberales europeos (ALDE), al que pertenece CiU, se mostró partidario de que Bruselas se abstenga de intervenir refiriéndose en concreto al caso catalán.

"No hay que intervenir. Es una cuestión de los españoles y los catalanes. No es un asunto en que deba inmiscuirse la UE y menos para desempeñar un papel tan negativo como el de José Manuel Durao Barroso", añadió el exprimer ministro belga.

El candidato del Partido de la Izquierda Europea, Alexis Tsipras, se mostró en contra "de las confrontraciones de unos pueblos contra otros" y señaló que "quizá en Cataluña o Escocia se podría hacer algo distinto a modificar las fronteras como tener una mayor autonomía dentro de los Estados", dijo el político griego.

Finalmente, la postulante de los Verdes europeos, Ska Keller, señaló que "los catalanes deben tener derecho a decidir".

"Si yo fuera la presidenta de la CE y los catalanes decidieran ser independientes yo les acogería en la UE", señaló la candidata de origen alemán y 32 años.