POLÍTICA
22/05/2014 11:26 CEST | Actualizado 22/05/2014 12:02 CEST

Sánchez Camacho y Generalitat se enzarzan por la "pasividad" de los Mossos ante la agresión a Montoro

¿De quién es la culpa? La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, presentará denuncia en los juzgados por la agresión de que fue objeto este miércoles junto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y pedirá responsabilidades por la "pasividad" de la que ha acusado a los Mossos d' Esquadra.

En declaraciones a la Cope, ha explicado que sintió "miedo" y que ya al entrar al acto hubo incidentes con insultos y gritos, pero que pudieron acceder gracias a la acción de los Mossos. Después, ha relatado, vino más gente por lo que pidieron más efectivos a la Conselleria de Interior.

A la salida del acto, ha criticado que los Mossos no evitaron el bloqueo de una de las calles ni retiraron los maceteros que los manifestantes habían dispuesto para impedir el paso del vehículo, por lo que tanto ella como el ministro estuvieron "diez minutos o un cuarto de hora" en el coche con "la violencia incrementándose" con botellas, piedras y patadas al vehículo.

Ha asegurado que el PP catalán ha sufrido esta campaña diversos incidentes, pero siempre el dispositivo de los Mossos había asegurado la seguridad, por lo que ha asegurado no entender la "inoperancia e incompetencia manifiesta" de la policía catalana en Vilanova y ha remarcado que fue el servicio de seguridad de Montoro quien facilitó la salida del coche y afiliados del partido quienes quitaron los maceteros.

LA GENERALITAT RECHAZA PASIVIDAD

Por su parte, el consejero de Interior, Ramon Espadaler, ha expresado este jueves su rechazo a cualquier acto de violencia y ha rechazado que los Mossos d'Esquadra actuaran con pasividad.

En declaraciones a Catalunya Ràdio y Rac1, ha pedido "no sacar conclusiones precipitadas" por el dispositivo policial de los Mossos, y ha remarcado que hubo la protección que se había considerado oportuna.

Espadaler ha explicado que estaba de camino una tercera unidad del Área Regional de Recursos Operativos (Arro) al ver cómo se desarrollaban los hechos, pero que cuando estaba llegando, los responsables del acto decidieron salir "de forma unilateral" sin comunicarlo a los Mossos.

NUEVOS TIEMPOS