POLÍTICA
23/05/2014 16:00 CEST | Actualizado 23/05/2014 16:00 CEST

Botella: Las mujeres del PP llegan al poder "sin cuotas ni por glamour"

EFE

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha defendido que "en ningún lugar pone que para ser mujer haya que ser de izquierdas" y que las mujeres del PP han llegado a puestos de alta responsabilidad "sin cuotas ni por glamour, sino por su valía".

Botella se ha expresado en estos términos este viernes en los Jardines de Cecilio Rodríguez del Parque del Retiro, donde se ha celebrado un acto con unas ochenta responsables del PP de Madrid en diferentes puestos de las administraciones local, autonómica y estatal para reivindicar el legado del PP hacia la mujer.

Ante once consejeras, 43 concejalas, una senadora, quince alcaldesas, cuatro viceconsejeras, diputadas, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, además de las candidatas del PP a las europeas Teresa Jiménez Becerril y Pilar del Castillo, Botella ha criticado al PSOE que en campaña "hablen de todo menos de su incapacidad para gobernar", con sus intentos de "embarrar el debate" de la mano de la "frase desafortunada" de Miguel Arias Cañete.

"LA IZQUIERDA NO HA CONSEGUIDO LA LIBERACIÓN DE LA MUJER"

Ha opinado que es mucho peor que una frase no demasiado acertada una "actuación equivocada", como la del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, cuando decidió destituir como ministro de Cultura a César Antonio Molina por Ángeles González-Sinde, que "tenía más glamour".

Eso le ha llevado a mostrar su completo respaldo al candidato popular a las elecciones del domingo. "Apoyo públicamente a Miguel Arias Cañete, que es un valor seguro para defender los intereses de España", además de una "muy buena persona".

Botella, por otro lado, ha confesado que se siente "asombrada" después de que el primer ministro francés, Manuel Valls, declarara que la izquierda había luchado por la defensa de la mujer en contra de lo que hizo la derecha, lo que le ha llevado a recordar que cuando Clara Campoamor luchó para conseguir el voto femenino se encontró con la oposición de la izquierda. "No me hizo falta ser de izquierdas para proponerme metas y conseguir mis objetivos", ha remachado.

"La izquierda no ha conseguido la liberación de la mujer. Nosotros hemos trabajado mucho por romper ese techo de cristal y así se consiguió que la presidencia del Senado o que por primera vez una mujer presidiera una comunidad autónoma con un gobierno del PP", ha destacado.

Esto lo ha ligado a que no hay "medida más progresista" que la creación de empleo porque "la verdadera independencia no existe sin la económica". Todo ello lo ha ligado a valores en los que cree el PP como el "mérito, la capacidad, el trabajo y el afán de superación".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...