NOTICIAS
23/05/2014 08:56 CEST | Actualizado 23/05/2014 08:56 CEST

El papa se enfada por el gasto de 18.000 euros en una comida del Vaticano

EFE

Una comida de lujo ha enfadado al papa. Así lo ha informado este jueves el diario italiano L'Espresso, que asegura que el pontífice está molesto por el gasto de 18.000 euros en una comida ofrecida en el Vaticano durante las canonizaciones de Juan Pablo II y Juan XXIII el pasado 27 de abril.

Además, el diario adelanta en su edición digital una serie de imágenes que publicará este viernes en papel -y que ya se han colgado en la página de Internet Dagospia- en la que aparecen cerca de 150 invitados en la azotea del edificio de la Prefectura para los Asuntos Económicos, lugar en el que disfrutaron de una fiesta y catering al finalizar la ceremonia de canonización. También, añade, posteriormente se celebró una eucaristía en la que se dio la Comunión dentro de uno de los vasos del catering, algo que tampoco ha sido del agrado del papa Francisco.

MUCHAS PERSONALIDADES ENTRE LOS INVITADOS

Entre los que acudieron a la fiesta figuran conocidos periodistas italianos, como Bruno Vespa o Maria Latella; personalidades políticas como Marco Carrai, colaborador y brazo derecho del primer ministro Matteo Renzi; o el presidente del banco vaticano, el IOR, Ernst von Freyberg.

L'Espresso afirma que la 'organizadora' de la fiesta fue Francesca Chaouqui, relaciones públicas asesora de Francisco que también forma parte de la Comisión para la reorganización de las oficinas económicas y administrativas del Vaticano y que ha desmentido que esté detrás de este evento.

El diario señala que la invitación fue enviada en nombre de la Prefectura y que en la misma constan los nombres de dos de los patrocinadores de la fiesta: el seguro médico Assidai, que aportó 13.000 euros para las sillas y estructuras de madera en las que estuvieron los invitados; y la petrolera italiana Medoilgas, que financió los 5.000 euros restantes en concepto de 'buffet'.

ADEMÁS...

ESPACIO ECO