POLÍTICA
28/05/2014 08:46 CEST | Actualizado 28/05/2014 10:33 CEST

Cerca de 500 subsaharianos saltan la valla de Melilla según la policía

EFE

Casi 500 inmigrantes de origen subsahariano han accedido a Melilla tras saltar la valla fronteriza con Marruecos, lo que supondría una de las mayores entradas de inmigrantes a la ciudad autónoma.

La Delegación del Gobierno en Melilla ha cifrado en 1.000 los que han intentado el asalto, la mitad de los cuales se han quedado en suelo marroquí. Entre los que han conseguido acceder a la ciudad hay una mujer, que sería la segunda en haber logrado superar la valla.

El asalto se ha producido sobre las 05:30 horas por la zona del perímetro próxima al puesto fronterizo de Barrio Chino, el lugar por el que se han registrado las últimas tentativas de entradas masivas de subsaharianos.

Pese al despliegue policial en ambos lados de la frontera, reforzado desde el aire por un helicóptero de la Guardia Civil, casi la mitad de los que lo han intentado han conseguido superar el triple obstáculo que compone el vallado de Melilla, que ha sufrido algunos daños.

Tras saltar la valla, los subsaharianos se han dirigido corriendo hacia el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde han sido recibidos por algunos de sus compatriotas.

Cánticos, abrazos y gritos de júbilo han sido los protagonistas a las puertas del CETI, un centro absolutamente colapsado que, antes de la entrada masiva de este miércoles, albergaba a unas 1.900 personas, cuatro veces su capacidad idónea.

En torno a una decena de subsaharianos se encaramaron a la valla, aunque han bajado sobre las 07:30 tras dos horas subidos a la zona más alta de este obstáculo. Dos permanecen subidos a farolas, según las fuentes.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha anulado el viaje que tenía previsto hacer este miércoles a las Islas Baleares para desplazarse a Melilla tras el nuevo asalto, uno de los más numerosos que se han producido y que recuerda al del pasado 18 de marzo, cuando unos 500 subsaharianos accedieron a la ciudad aprovechando una densa niebla.

ADEMÁS:

NUEVOS TIEMPOS