NOTICIAS
03/06/2014 07:10 CEST | Actualizado 03/06/2014 07:10 CEST

El camarero que pinta caras y paisajes en la espuma del café con leche

Estás en una terraza, una tarde cualquiera, con un café con leche por delante. Has mirado ya varias veces el móvil, tu cuenta de Facebook, la de Twitter… Ahora tú y tu aburrimiento os disponéis simplemente a tomar esa taza. ¿Qué tal si dejas volar tu imaginación y tratas de dibujar algo sobre la espuma de tu capuccino?

Mike Breach, un camarero de Boston, ha desarrollado esa habilidad hasta límites desconocidos. Empezó a hacer garabatos en la espuma del café cuando trabajaba en la barra del bar de un hotel en el que no había demasiados clientes y ahora, casi cada semana, inventa una nueva técnica con la que manipular la leche y el café para hacer que de ellos surjan caras o paisajes.

Esos materiales y su máquina de expreso son las herramientas de este artista que solo concentra sus habilidades en el café. “Cuando coloco el café, la leche y los distintos colores que surgen, veo que todo está ocurriendo. Ese es mi poder. La gente me pregunta si hago otras cosas, si pinto o dibujo. Pero no, el café es mi medio”, cuenta en el vídeo que se muestra arriba de Tumblr.

Lo que más le interesa a Breach es precisamente lo efímero de este arte. Obviamente las caras que pinta se desvanecen en cuestión de minutos. “Lo pinto para otros, se beben el café y se acaba. Pero eso lo hace más especial. No está hecho para colgarlo en la pared de casa. Esto es mucho más personal”, dice Breach, que le intenta quitar al asunto la seriedad del arte. “Solo intento hacer algo divertido para la gente”.

El artista ha pintado a toda clase de personajes, desde Yoda a Bob Marley, y ahora tiene una web en la que ofrece hacer sus peculiares retratos en todo tipo de eventos. A Breach no le hace falta mucho: tan solo café, leche y un palillo de dientes a modo de pincel.

ADEMÁS, TE PUEDE INTERESAR:

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB