POLÍTICA
03/06/2014 21:14 CEST | Actualizado 03/06/2014 21:22 CEST

Sin reforma de la Constitución no hay referéndum: PP y PSOE cierran filas con la monarquía

EFE

Gobierno y PSOE han querido despertar del sueño de la III República a aquellos que en este momento claman por un referéndum para que los ciudadanos puedan decidir cuál es el modelo de Estado que quieren para España tras la abdicación del rey Juan Carlos.

Rajoy, utilizando el mismo argumento que esgrime ante el referéndum catalán, ha pedido a aquellos que reclaman un cambio ser conscientes de que "lo único que no se puede hacer en democracia es saltarse la ley".

"Si a alguien no le gusta [la monarquía] que plantee una reforma de la Constitución", ha afirmado en una conferencia organizada por The Economist.

El mensaje estaba dirigido sobre todo a Izquierda Unida, que desde que se conoció la noticia de la abdicación ha reclamado la celebración de esta consulta.

IU ha hecho este martes un llamamiento a la movilización en las calles de toda la izquierda política, social, cultural y sindical para forzar el referéndum en el que se pueda votar por monarquía o república.

Tras una reunión de urgencia de su ejecutiva federal, Cayo Lara, flanqueado por banderas republicanas, ha anunciado en rueda de prensa el compromiso de IU con esta movilización "masiva y pacífica" que quiere llevar a todos los rincones del país.

El debate sobre monarquía o república llegaba por la tarde al Senado. En la sesión de Control al Gobierno, el senador de IU Jesús Iglesias ha cambiado a última hora su pregunta para plantear al Ejecutivo si piensa someter a referéndum la forma de Estado y ha defendido que es "imprescindible dar la palabra" a los españoles.

Le ha contestado de forma acalorada la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha instado a IU a proponer en las Cortes una reforma de la Constitución y ha acusado a la coalición de izquierdas de pretender "merendarse la cena, empezar por el final, reformar la Constitución incumpliéndola".

(Sigue leyendo después del vídeo...)

EL PSOE TRATA DE MOSTRARSE FIRME

Mientras, el PSOE ha tratado de tapar las fisuras y mostrarse firme en su apoyo a la monarquía ante las voces republicanas que se han dejado oír en el partido.

Los primeros en manifestar su apoyo a la idea del referéndum fueron las Juventudes Socialistas y su secretario general, Nino Torre, recordaba el lunes que la defensa de la República como modelo de Estado forma parte de la "identidad política" de los socialistas.

No se quedaron solos. Después vino el diputado del PSOE por Baleares, Guillem García Gasulla, pidiendo libertad de voto sobre la ley de abdicación y poder debatir en el partido sobre este asunto. También el exalcalde de San Sebastián y diputado en el Congreso, Odón Elorza, reclamaba en Twitter que "cuestionar la monarquía" no fuera considerado un "tabú".

Pero tres pesos pesados han salido al paso para zanjar el asunto. Alfredo Pérez Rubalcaba, José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González han defendido la figura del rey y el relevo al príncipe.

Rubalcaba, secretario general del PSOE hasta julio, ha reconocido esta mañana que su partido tiene "hondas raíces republicanas" y que los españoles tienen derecho a manifestarse y a pronunciarse "sobre monarquía o república", pero ha insistido en que su partido está en el consenso constitucional y va a seguir estándolo.

El expresidente Zapatero también ha defendido la monarquía en un encendido debate con el diputado de IU Alberto Garzón. "Cumplir la Constitución es lo más republicano", ha proclamado en el programa 'Al Rojo Vivo' de La Sexta.

Por su parte, Felipe González ha querido enviar un mensaje a aquellos que reclaman un referéndum instándoles a obtener "la mayoría necesaria para reformar las reglas de funcionamiento". "Eso es respetable, pero no que se quieran saltar las normas" aunque lo defiendan "las juventudes" de su partido o las "vejetudes", ha asegurado.

EL CONGRESO APROBARÁ LA LEY DE ABDICACIÓN

En cualquier caso, el PSOE ni se ha planteado dar libertad de voto a sus diputados el próximo día 11 cuando se apruebe el proyecto de ley orgánica de abdicación con su único artículo. Así lo ha asegurado la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, que ha explicado que el PSOE apoyará la norma porque con ella se "da cumplimiento a la Constitución".

Así, salvo sorpresas, una amplia mayoría del Congreso (PP, PSOE, UPYD Y CiU) votarán a favor, mientras que el PNV ha anunciado su abstención e Izquierda Unida y Esquerra, BNG, Compromís, Geroa Bai y Amaiur (Grupo Mixto) votarán en contra.

El texto será remitido inmediatamente al Senado después de lo cual, BOE mediante, el príncipe ya podría ser proclamado rey.

Con estas mismas cuentas, el Congreso no sacaría adelante la propuesta de reforma constitucional para plantear el referéndum.

Según explican los expertos consultados por Europa Press, el referéndum para elegir entre monarquía o república requeriría primero que 233 diputados del Congreso y 177 senadores avalaran una reforma de la Constitución en ese sentido, la disolución de las Cortes, y tras las elecciones, un nuevo apoyo con la misma proporción de votos de las nuevas Cámaras.

El mañana republicano por el que clamaron miles de personas en las calles de las principales ciudades españolas no parece estar escrito en las páginas de la Constitución, que "blinda" la figura de la monarquía.

Photo gallery Las manifestaciones tras la abdicación See Gallery