POLÍTICA
16/06/2014 21:54 CEST | Actualizado 16/06/2014 21:54 CEST

Unos 2.000 invitados arroparán al nuevo rey Felipe VI con la ausencia de la infanta Cristina

EFE

El Congreso, hasta la bandera. Diputados, senadores, los poderes del Estado, presidentes de las comunidades autónomas. En el Palacio Real, unos 2.000 invitados de las esferas "política, cultura y sociedad civil", según fuentes de la Casa Real.

La proclamación de Felipe VI como rey tendrá lugar este jueves con "la solemnidad y la dignidad que requieren unos acontecimientos históricos", habida cuenta de que no ha habido mucho tiempo para cursar las invitaciones dada la agilidad del traspaso de poderes.

¿Y la infanta Cristina? "No lo sé", aseguran fuentes oficiales que trabajan en la preparación de los fastos.

La hermana del futuro rey, que ahora reside a caballo entre Ginebra y Barcelona, hace tiempo que no representa a la Casa Real en actos oficiales al estar imputada en el 'caso Noós', donde está metido de lleno Iñaki Urdangarin. A tres días de que se solemnice la primera abdicación de la democracia, la presencia de la duquesa de Palma y su familia no figura en ningún programa oficial. Y la Casa Real ni siquiera puede confirmar que tenga previsto viajar a Madrid para estar con su familia, aunque no sea ante las cámaras.

Su ausencia será suplida por un ajetreado programa protocolario que comenzará el miércoles 18 en el Salón de Columnas del Palacio Real, donde el rey firmará su propia abdicación, una vez haya sido votada por el Senado el martes. El rey no dará un discurso, pero sí se esperan "gestos" hacia su hijo en ese momento, en el que estarán 150 invitados institucionales, la Familia Real y el presidente del Gobierno. Según destacan fuentes oficiales, es el escenario donde se firmó la adhesión a la Comunidad Económica Europea, la actual Unión Europea.

¿LENGUAS COOFICIALES?

Las abdicaciones modernas se hacen a golpe de Boletín Oficial del Estado (BOE). La publicación recogerá desde las 00:00 horas del jueves 19 de junio la abdicación del rey, por lo que en ese momento el príncipe de Asturias pasará a ser su majestad Felipe VI.

En ese mismo momento, la infanta Leonor pasará a ser princesa de Asturias y heredera del trono.

El jueves por la mañana, a las 9.30 horas, Juan Carlos impondrá protocolariamente a su hijo el "fajín de Capitán General" en el Palacio de la Zarzuela. El nuevo rey también será el máximo responsable de las Fuerzas Armadas, aunque todas sus decisiones (esas y otras) deben contar con el refrendo del Gobierno.

El rey Felipe VI se dirigirá a continuación al Congreso junto a la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía, para jurar respetar la Constitución y dar su primer discurso. Llegará en coche, probablemente un Rolls Royce, pero no descapotable, por motivos de seguridad.

En el Congreso estará acompañado de su familia, que ocupará la tribuna del Congreso donde ya fue proclamado su padre en 1975. Eso sí, con la ausencia del rey Juan Carlos que ha decidido no asistir al acto para no robarle protagonismo a su hijo, según Zarzuela.

Fuentes oficiales también han confirmado que en el Congreso estarán presentes miembros de la familia de Letizia, pero no han concretado si sólo serán sus padres, Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano, o estarán también su hermana y otros parientes.

Además, asistirán los presidentes del Congreso, Senado, altos tribunales y el del Gobierno. Esa será una foto para la Historia para la que Felipe VI lucirá el uniforme "Gran Etiqueta del Ejército de Tierra".

El nuevo rey pronunciará entonces "un gran discurso" que lleva "tiempo" preparándose, según fuentes de la Casa Real, que rehusaron avanzar si, como en otros actos oficiales, Felipe VI utilizará las lenguas cooficiales en España.

En 2013 se produjeron dos abdicaciones, la de los reyes Beatriz de Holanda y Alberto de Bélgica. Mientras que la primera estuvo rodeada de grandes fastos, la segunda optó por la discreción. La Casa Real quiere algo "a medio camino" entre ambos modelos, pero pretende huir de los grandes dispendios que, según reconocen fuentes de la institución, no estarían bien vistas.

RECEPCIÓN EN EL PALACIO REAL

Después del acto y un desfile militar, los nuevos reyes se dirigirán al Palacio Real saludando a los vecinos de Madrid en un recorrido que contará con el día festivo en la capital (el Corpus) para probablemente sumar partidarios de la monarquía, curiosos y turistas.

Ya en el Palacio Real, los reyes (los cuatro, actuales y futuros) saludarán a los ciudadanos que se congreguen en la plaza de Oriente. La capacidad es de 40.000 personas, según la organización.

Este será el único momento del día en el que se verá a los cuatro juntos, ya que ni el rey Juan Carlos ni la reina Sofía estarán presente en la recepción para "dar el máximo protagonismo a su hijo", según fuentes de La Zarzuela citadas por El País.

Tras el saludo se celebrará una recepción donde los nuevos reyes departirán con los embajadores y con sus 2.000 invitados, a los que saludarán uno a uno, lo cual se prolongará durante al menos dos horas y media. Después, Felipe VI y Letizia se prepararán para su gira estival con el objetivo de dar a conocer las prioridades de su reinado.

Se habrá consumado así la transición de la monarquía española, desencadenada el 2 de junio tras el anuncio de Juan Carlos I, el primer rey jubilado de la monarquía.

Photo gallery La corona y el cetro que presidirán la proclamación de Felipe VI See Gallery

ESPACIO ECO