POLÍTICA
02/07/2014 17:08 CEST | Actualizado 02/07/2014 17:27 CEST

El nuevo catecismo de la Iglesia católica sigue negando a los homosexuales

EFE

"Algunos creen erróneamente que cada uno puede optar o elegir la orientación sexual independientemente del cuerpo con el que ha nacido. Pero la identidad sexual no se elige, es un don que se recibe". Con estas palabras, el secretario general de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, ha sellado cualquier posible resquicio de apertura de la Iglesia católica hacia los homosexuales.

En la presentación del catecismo Testigos del Señor, editado por la propia Conferencia Episcopal, Gil Tamayo ha asegurado que "la ideología de género no rige para la Iglesia católica" porque, a su juicio, el género "no se elige" ya que "no somos creadores de nosotros mismos" sino que "dios es el único creador".

"La Iglesia no va al pairo de ideologías de género o cualquier ideología, porque ya llevamos muchos siglos de historia", ha proseguido Gil Tamayo, quien cree que "un catecismo es la quinta esencia de lo que la Iglesia cree, vive y ora". "Si metemos un 'tutti frutti' o un self service no nos sale algo que se entrega a los jóvenes y a los niños como esta nuestra fe, la fe de la Iglesia, sino un sucedáneo", ha añadido.

Considera el secretario general de la Conferencia Episcopal que integrar las corrientes de género supondría traicionar los principios fundamentales de la Iglesia y convertir el catecismo en "un periódico del día anterior, que parece que es antiquísimo, viejo y sólo sirve para envolver".

COLEGAS: "UN DISCURSO ANTICUADO Y OXIDADO"

La Confederación Española LGBT COLEGAS ha contestado a través de su presidente, Francisco Ramírez, a esta postura de la Conferencia Espiscopal, que han tildado de "inaceptable", con "un discurso anticuado y oxidado de condena hacia los homosexuales y a sus uniones".

"Creíamos que la nueva Conferencia Episcopal tendría una mayor sensibilidad, compromiso y acercamiento para seguir los nuevos aires del Papa Francisco, tras el relevo del cardenal Rouco como presidente. ¿Hasta cuando seguirán provocando dolor y sufrimiento en tantos adolescentes homosexuales que deben aprenderse ese nuevo Catecismo de memoria y de que sus deseos homosexuales son 'intrínsecamente desordenados'?", se pregunta Ramírez.

COLEGAS lamenta que la Iglesia mantenga sus postulados tradicionales, "en vez de seguir el nuevo Evangelio del papa Francisco, que pretende aparcar este tipo de condenas para centrarse en los verdaderos problemas de la sociedad".

Además, la organización se ofrece a impartir "un taller sobre orientación sexual e identidad de género" para los dirigentes de la Conferencia Episcopal porque "resulta incongruente que mezclen ambos conceptos en el Catecismo". "Negar la transexualidad de una forma tan simple, sólo muestra ignorancia y desconocimiento, y la intención de seguir promoviendo odio hacia las personas transexuales y un sufrimiento estéril de muchas personas por el único hecho de sentirse diferente a su sexo biológico", añade el presidente de COLEGAS.

TE PUEDE INTERESAR

VODAFONE PARA EL HUFFPOST