INTERNACIONAL
14/07/2014 08:40 CEST | Actualizado 14/07/2014 08:40 CEST

Una semana de ataques de Israel a Gaza: más de 170 muertos y más de 1.150 heridos

AFP

Tras una semana de bombardeos del Ejército de Israel sobre la franja de Gaza, el balance mortal es de 172 muertos y más de 1.150 heridos. Más de 80 de los muertos son víctimas civiles, según los servicios de emergencia.

La llamada operación Margen Protector, que hoy entró en su séptimo día, se ha cobrado como últimas víctimas a cinco palestinos, entre ellos un niño y sus padres, tras los bombardeos de Israel sobre la ciudad sureña de Rafah y el campo de refugiados de Jan Yunis, según informó un portavoz de los servicios de emergencia.

Entre las víctimas que ha dejado, por el momento, esta operación, hay 36 niños y 32 mujeres. Además, hay otros 350 menores entre los heridos.

El Ejército israelí afirma haber alcanzado casi 1.500 localizaciones en Gaza: 210 túneles, 770 lanzaderas, 69 bases de entrenamiento militar y 63 almacenes y locales de fabricación de armas.

Mientras tanto, el gabinete de seguridad del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, decidió anoche continuar con la ofensiva por mar y aire sobre la franja y descartó, por el momento, la invasión terrestre. "Los ministros no autorizaron aún al Ejército a entrar por tierra en Gaza y el permiso está pendiente de los acontecimientos", recogieron ayer medios locales.

Sin embargo, decidieron seguir reforzando sus fuerzas en torno a la franja de Gaza y con el alistamiento de más reservistas hasta al cuota de 40.000 aprobada hace unos días. Israel tiene acantonadas en las fronteras de la franja a cuatro brigadas de infantería y cientos de tanques y blindados, aunque por el momento prefiere insistir en la opción aérea.

Por su parte, las 'Brigadas de Azedín de Al Kasam', brazo armado de Hamás, y otras milicias palestinas reclamaron la autoría del disparo de cohetes a regiones y ciudades del norte, centro y sur de Israel. En total, el Ejército israelí notificó que 130 cohetes habían sido lanzados hacia su territorio, de los cuales 100 tocaron suelo y 22 fueron interceptados por el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro.