NOTICIAS
15/07/2014 08:09 CEST | Actualizado 15/07/2014 08:32 CEST

La Eurocámara aprueba hoy a Juncker presidente de la Comisión con la oposición del PSOE

REUTERS

El recién elegido secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha confirmado que los eurodiputados del partido encabezados por Elena Valenciano votarán este martes en contra de la investidura de Jean-Claude Juncker como futuro presidente de la Comisión Europea.

Pedro Sánchez ha confirmado el sentido de la votación en su cuenta oficial de Twitter tras haber anunciado previamente su intención de instar a los eurodiputados socialistas a no apoyar a Juncker y haber defendido esta medida durante la campaña como candidato.

"No apoyaremos al padre de las políticas austericidas", ha apostillado el recién elegido líder socialista, que no era partidario de abstenerse en la votación y optaba por el voto en contra.

En la Cadena Ser, el número dos de los socialistas explicó que el PSOE votará "no" porque Juncker no era el candidato del partido, pero aseguró que de no haber impuesto Sánchez su posición, él hubiera tenido "dudas". A Jáuregui le "duele" compartir voto con Marine le Pen y ha recordado que Juncker es europeísta y ha hecho concesiones a los socialistas europeos, que votarán mayoritariamente a favor.

Sin embargo, el luxemburgués tiene asegurado el apoyo de la mayoría de conservadores, socialdemócratas y liberales europeos.

La confirmación de Juncker permitirá iniciar las negociaciones sobre el reparto de carteras en el próximo Ejecutivo comunitario durante la cumbre de líderes europeos del miércoles 16 de julio, en la que el ministro de Economía, Luis de Guindos, tiene "bastantes posibilidades", de ser designado presidente del Eurogrupo, según fuentes del Gobierno.

Los líderes europeos designaron a Juncker (que fue el candidato del PP europeo a la Comisión en las pasadas elecciones a la Eurocámara) en la cumbre del 27 de junio con la única oposición de Reino Unido y Hungría. Para ser ratificado, el ex primer ministro luxemburgués necesita el apoyo de la mayoría del Parlamento, es decir, de 376 eurodiputados.

LOS VERDES, DIVIDIDOS

Salvo sorpresa mayúscula de última hora, esta mayoría está ampliamente garantizada gracias al acuerdo de estabilidad suscrito entre populares, socialistas y liberales, que suman 479 escaños. El luxemburgués podría recibir algunos votos de los Verdes, que están divididos, gracias a su oposición al 'fracking'.

No obstante, el resultado será previsiblemente mucho más ajustado porque algunas delegaciones nacionales, entre ellas previsiblemente los socialistas españoles o los laboristas británicos, se niegan a votar a favor de Juncker. El recién elegido secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, insistió el lunes por la noche en que los socialistas españoles no le apoyarán.

"Esperamos tener al menos la misma mayoría que el señor Schulz", ha dicho el portavoz del PP europeo, Pedro López de Pablo. El alemán Martin Schulz logró 409 votos en su reelección como presidente de la Eurocámara el pasado 1 de julio gracias al mismo acuerdo de estabilidad. Los socialistas y los liberales tienen previsto seguir negociando con Juncker hasta este mismo martes por la mañana para arrancarle más concesiones en su programa. En su segundo mandato, Barroso obtuvo 382 votos favorables.

Los que han dejado claro que votarán contra el luxemburgués son los Conservadores y Reformistas Europeos, el grupo de los 'tories' británicos, que rechaza el procedimiento para nombrarlo y lo que consideran excesivo europeísmo del candidato; los euroescépticos del grupo de Nigel Farage, el líder del UKIP, por los mismos motivos; así como Izquierda Unitaria, por no distanciarse de las políticas de austeridad.

ESPACIO ECO