INTERNACIONAL
16/07/2014 09:26 CEST | Actualizado 16/07/2014 14:01 CEST

Israel pide a 100.000 palestinos que evacuen sus casas por la inminencia de nuevos bombardeos

El Ejército israelí ha advertido a cerca de 100.000 palestinos que viven en el noreste de la Franja de Gaza que evacuen sus viviendas y no vuelvan hasta nueva orden por la inminencia de nuevos bombardeos que ya han dejado tres muertos (entre ellos, una mujer de 65 años y un niño de 10) y cinco heridos, según Ashraf al-Qudra, un portavoz del servicio de emergencias.

"La evacuación es por vuestra propia seguridad", rezan los panfletos que han caído sobre Beit Lahia, en el norte del territorio palestino, y en los barrios de Shayaía y Zeitún, en Gaza capital. Otros barrios han recibido SMS y mensajes de voz advirtiendo sobre "inminentes ataques aéreos sobre operativos terroristas".

Hamas ha instado a los residentes de la Franja a que ignoren las advertencias porque son parte de una "guerra psicológica". "No hay motivos para preocuparse por estas advertencias. No respondáis a ellas de ninguna manera", ha indicado el Ministerio de Interior palestino.

De acuerdo a medios locales, cerca de 80.000 palestinos han seguido sus indicaciones y han desoído las advertencias de Israel,permaneciendo en sus hogares. Unos 18.000 sí han abandonado sus hogares en Beit Lahia, 4.000 de los cuales han buscado asilo en escuelas de la ONU, que han visto sus instalaciones desbordadas.

"¿Dónde podemos ir?", se pregunta Faisal Hassan desde Zeitun. "No abandonaré mi casa pase lo que pase. Tengo cinco hijos, no tenemos comida ni dinero. Aquí estamos, a merced de Dios".

La población civil no involucrada en el conflicto armado en Gaza no tiene la posibilidad de abandonar por completo las zonas de combate o acudir a lugares seguros y habilitados para desplazados o refugiados, ya que el enclave mediterráneo tiene sus dos únicas salidas al mundo por Israel y Egipto, bloqueadas y limitadas exclusivamente a casos humanitarios.

Pese a que, en los últimos días, decenas de palestinos con doble nacionalidad han podido escapar de la Franja, la mayor parte de la población civil de Gaza, uno de los territorios más poblados del mundo, apenas puede desplazarse unos kilómetros de donde tienen lugar los bombardeos.

208 MUERTOS PALESTINOS, ENTRE ELLOS 40 NIÑOS

El alto el fuego propuesto por Egipto se desintegró por completo el martes y esta madrugada han continuado los bombardeos desde ambos bandos, que han provocado la primera baja israelí y han elevado a 208 el número de víctimas mortales entre los palestinos (un 80% de ellos civiles, según la ONU), entre ellos cerca de 40 niños, 24 mujeres y una decena de hombres de avanzada edad, según Ministerio de Salud de Gaza.

Cuatro israelíes se encuentran en estado grave tras sufrir heridas durante los bombardeos. Entre los palestinos hay más de 1.500 heridos (422 menores y 271 mujeres) desde que empezó la operación Margen Protector, más de 100 en estado grave.

En el noveno día de la ofensiva, Israel ha bombardeado las casas de varios dirigentes de Hamás y han causado al menos 11 muertos, entre ellos a un militante de la Yihad Islámica, y cerca de 80 heridos. El Ejército israelí ha atacado 25 objetivos en la Franja, entre ellos ocho lanzaderas de cohetes ocultas, y ha confirmado que ha alcanzado la vivienda del destacado dirigente de Hamás Mahmud al Zahar.

El Ministerio de Trabajo palestino ha revelado que, desde el inicio del ataque, los aviones de combate israelíes han destruido por completo 612 casas, y alrededor de 13.550 edificios han sido parcialmente dañados.

ISRAEL HA COMETIDO "CRÍMENES DE GUERRA"

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este miércoles que Israel ha cometido ataques deliberados contra estructuras civiles, en lo que ha descrito como "crímenes de guerra". En su informe, HRW ha investigado cuatro bombardeos que han provocado un elevado número de víctimas civiles, entre ellos uno contra una cafetería de una playa de Khan Yunis, otro contra un vehículo municipal, y otros dos que mataron a varias miembros de dos familias.

"En estos casos, el Ejército israelí no ha presentado información alguna que muestre que estaba atacando a un objetivo militar o que actuó para minimizar el número de víctimas civiles", ha sostenido la organización. "Israel ha de poner fin a los ataques ilegales que no tienen objetivos militares y que podrían ser interpretados como un castigo colectivo destinado a destruir las propiedades civiles", ha afirmado.

"La retórica israelí habla de ataques de precisión, pero los ataques sin objetivos militares y el elevado número de víctimas civiles no pueden ser considerados precisos", ha argumentado la directora de HRW para Oriente Próximo, Sarah Leah Whitson, que ha criticado que "ni las autoridades israelíes ni las palestinas han aplicado medidas serias para investigar los presuntos crímenes de guerra cometidos por sus fuerzas".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Photo gallery El horror que nunca para See Gallery


Photo gallery Operación Margen Protector See Gallery

ESPACIO ECO