INTERNACIONAL
07/08/2014 21:44 CEST | Actualizado 07/08/2014 21:44 CEST

La monja española repatriada no tiene el ébola

EFE

Los exámenes médicos efectuados en el Hospital Carlos III de Madrid a la religiosa, de origen guineano y pasaporte español, Juliana Bonoha Bohé, han confirmado que no está infectada por el virus del Ébola, según han indicado esta tarde a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad madrileña.

No obstante, las mismas fuentes han añadido que, a pesar de que el resultado del test ha dado negativo, se mantendrán las medidas de aislamiento hasta que los médicos evalúen las siguientes actuaciones.

A Bohi se le había efectuado en Liberia una analítica para determinar si tenía el ébola, que ya había dado negativo. Aun así, para asegurarse de que no había contraído la enfermedad, se le han realizado nuevos análisis, que han confirmado que no tiene la enfermedad.

Sobre el estado de salud del religioso Miguel Pajares, la consejería se ha remitido a la información que facilite la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, a la que pertenece, y a su familia. Las primeras informaciones indicaban que Pajares se encontraba en situación estable sin hemorragias.

Tanto Pajares como Bohi han ingresado esta mañana en el Hospital Carlos III de Madrid, donde están siendo tratados en la sexta planta del edificio, en habitaciones con presión negativa que garantizan el aislamiento y aportan las condiciones de seguridad a los profesionales para que no entren en contacto directo con ellos.

El religioso y la monja están siendo tratados por dos facultativos de la Unidad de Medicina Intensiva, cuatro enfermeras y dos auxiliares de enfermería por cada turno. Aparte, se ha establecido un protocolo para destruir los residuos, material y ropa usada por Pajares y Dohi.

El viernes está previsto que el hospital ofrezca el nuevo parte médico sobre la evolución de Bohé.

Photo gallery La llegada del español con ébola a Madrid See Gallery