INTERNACIONAL
16/08/2014 10:18 CEST | Actualizado 16/08/2014 10:18 CEST

¿Espionaje de ida y vuelta entre EEUU y Alemania?

AFP

La agencia de Inteligencia alemana (BND) interceptó una conversación telefónica de la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton cuando viajaba a bordo de su avión, según informaron varios medios alemanes citando los documentos de un presunto espía estadounidense.

Fuentes del Gobierno de Berlín precisaron que la grabación fue obtenida "por accidente" y que su conservación fue "una idiotez". Sin embargo, este domingo el semanario Der Spiegel asegura que los servicios de espionaje alemanes captaron también al menos una llamada del actual secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry.

La llamada de Clinton -de la que no se especifica ni su contenido ni el momento exacto en el que tuvo lugar- figuró entre los documentos enviados a Washington por Markus R., de 31 años, empleado del BND arrestado en julio por Alemania bajo sospecha de trabajar para Washington, según han informado el Sueddeutsche Zeitung y las televisiones públicas regionales NDR y WDR.

En respuesta, fuentes del Gobierno alemán indicaron que la conversación había sido interceptada de manera accidental y que el hecho de que no fuera destruida inmediatamente fue "una idiotez". Dichas fuentes han recalcado que, desde 2013, la política del BND es destruir inmediatamente cualquier conversación captada a líderes de países que no supongan una amenaza para Alemania.

Tanto el Gobierno alemán como una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca declinaron realizar comentarios el viernes sobre este informe.

Sin embargo, se desconoce cómo podría afectar esta nueva información a las tensas relaciones entre Estados Unidos y Alemania en este ámbito desde que el año pasado se diera a conocer que Washington espió a autoridades germanas e intervino el teléfono de la canciller Angela Merkel, según los documentos divulgados por el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) Edward Snowden.

A pesar de tratarse de casos al parecer fortuitos, la revelación ha comprometido la acción del BND y reforzado las opiniones de la oposición de que en realidad ni Merkel ni el resto del Gobierno quieren ahondar en el asunto, puesto que también sus servicios de espionaje incurren en esas prácticas.

LA LLAMADA DE KERRY

Mientras, la llamada en cuestión de Kerry se realizó vía satélite, en 2013, y fue captada por los servicios de espionaje del BND -uno de los departamentos de la inteligencia alemana-, en ese caso a través de su red de escuchas en Oriente Medio.

El semanario relaciona ese caso con el anteriormente revelado referido a Clinton, de quien asimismo el BND capturó una conversación mantenida con el exsecretario general de la ONU Kofi Annan.

Dicha publicación añade que ambas llamadas fueron capturadas "de modo fortuito", en el marco de las escuchas que el BND realiza sobre zonas en conflicto, pero que al parecer luego no fueron borradas, sin que se haya explicado hasta ahora ese proceder.

EL HUFFPOST PARA UNIVERSIDAD EUROPEA