INTERNACIONAL
29/08/2014 11:07 CEST | Actualizado 29/08/2014 11:07 CEST

Alerta roja en Islandia tras la segunda erupción del volcán Bárdarbunga en una semana

EFE

Las autoridades de Islandia han declarado este viernes la alerta roja para la aviacion, el nivel más alto, después de una erupción volcánica en el Bárdarbunga, uno de los volcanes de mayor tamaño del país situado bajo el glaciar Dyngjujökull, si bien por el momento no se ha detectado ceniza volcánica.

"La Oficina de Meteorología de Islandia ha elevado la alerta a rojo (que indica que la erupción es inminente o está en progreso, con una probable emisión de ceniza) y el Control de Tráfico Aéreo ha cerrado el espacio aéreo hasta los 18.000 pies (cerca de 5,5 kilómetros)", ha detallado el Centro de Coordinación Nacional de Crisis.

La erupción comenzó pasada la medianoche y duró cerca de dos horas y cuarenta minutos. "No se ha detectado ceniza volcánica en los radares por el momento. Los temblores son bajos, lo que indica una erupción efusiva sin una actividad explosiva significativa", ha agregado.

CERRADO EL ESPACIO AÉREO ALREDEDOR DEL VOLCÁN

De momento, solo se ha cerrado el espacio aéreo que rodea el volcán, situado en el centro del país, según ha informado la policía islandesa en su cuenta de Twitter. Según el pronóstico que haga Eurocontrol, la autoridad de aviación europea, las aerolíneas decidirán cómo se adaptarán a estas circunstancias o si cambiarán sus planes de vuelo.

Durante las últimas dos semanas se ha registrado un incremento de la actividad sísmica en el país y, el martes, otro terremoto de magnitud 5,7 en la escala Richter afectó al Bárdarbunga.

La intensa actividad del mayor sistema volcánico de Islandia ha elevado las preocupaciones ante una posible erupción que podría causar una nube de polvo similar a la que provocó el volcán Eyjafjallajokull en 2010, que obligó a cerrar el espacio aéreo europeo durante seis días y generó pérdidas de 1.700 millones de euros.

El problema se reprodujo a menor escala un año después con la erupción del Grimsvotn, el volcán más activo de Islandia, aunque en este caso sólo hubo restricciones parciales unos días en este país nórdico, el Reino Unido, Alemania y Escandinavia.

ADEMÁS:

ESPECIAL PUBLICIDAD