INTERNACIONAL
18/09/2014 21:59 CEST | Actualizado 18/09/2014 22:14 CEST

Independencia de Escocia: El referéndum mantiene en vilo a Europa

GETTY

Europa entera mira a Escocia a la espera de saber qué resultado saldrá del referéndum sobre la independencia celebrado este jueves, cuyos resultados se conocerán a primera hora de la mañana del viernes ya que no habrá sondeos a pie de urna.

El histórico día ha transcurrido con normalidad y, como se esperaba, con una altísima participación ya que, de los 4,3 millones de ciudadanos que se han registrado para emitir su voto (el 97% del censo electoral) han votado casi un 80%, según las encuestas, desde que se abrieran los colegios a las 8:00 horas, hora peninsular española, hasta su cierre a las 23:00.

Durante toda la jornada se han sucedido las muestras de apoyo tanto al sí como al no, de muy diversas maneras. Desde aquellos que llevaban banderas del Reino Unido o de Escocia y que incluso se la llegaban a poner a su mascota, hasta los que portaban pancartas con los lemas de las diferentes opciones.

Según informa la Agencia EFE, las calles de la ciudad de Glasgow, capital de Escocia, han estado tomadas en general por los partidarios de la independencia, mientras que los contrarios trataban de hacer campaña con los indecisos a las puertas de los colegios electorales, donde desde primera hora de la mañana ya se habían formado largas colas para votar.

LOS SONDEOS SONRÍEN AL 'NO'

Por su parte, los líderes políticos han depositado su papeleta a primera hora de la mañana, empezando por el ministro principal escocés, Alex Salmond, quien votó en su circunscripción de Aberdeenshire. Desde allí aseguró que la de hoy era la "oportunidad de una vida" tras casi dos años de campaña y afirmó que la decisión estaba ahora "en manos de la gente de Escocia". "Y no hay un lugar más seguro en el que estar".

Sin embargo, los sondeos pronostican malas noticias para Salmond, aunque los resultados que escupen son muy ajustados y todo podría decantarse hacia cualquiera de los dos lados al final. La última encuesta daba la victoria al 'no' por un 53% frente al 47% del 'sí'.

Quizás por eso Alistair Darling, líder de Better Together (Mejor Juntos), se mostró "con mucha fuerza" desde Edimburgo, donde acudió a votar. "Ha sido una larga campaña, las pasiones han aflorado en las dos partes y es comprensible, puesto que estamos hablando de la decisión individual más grande que cualquiera de nosotros tomaremos en nuestra vida", ha declarado.

Desde Londres, el primer ministro británico, David Cameron, ha preferido mantenerse al margen y dar todo el protagonismo a Escocia, pese a que en Reino Unido se espera con expectación el resultado de las urnas debido a las consecuencias políticas, económicas e institucionales que tendría la independencia escocesa.

SIN RESULTADOS HASTA LA MAÑANA

Nada se sabrá hasta primera hora de la mañana de este viernes (probablemente entre las 7:00 y las 8:00, hora peninsular española), cuando se prevé finalice el escrutinio y se conozcan los primeros resultados. Será entonces cuando uno de los dos bandos deba reconocer su derrota.

Cuando se sepa, y según lo pactado el pasado 15 de octubre en los Acuerdos de Edimburgo, ambas partes aceptarán la votación y trabajarán por los intereses de Escocia y del resto del Reino Unido, garantizando el proceso integral de devolución de poderes, ya sea dentro de la unión o desde una separación integral que no se proclamará oficialmente hasta marzo de 2016.

Sin embargo, tres horas después de cerrados los colegios electorales, ya comenzará el goteo de resultados provisionales cuando uno de los dos bandos llegue al 50%. Los primeros datos serán los de las ciudades más pequeñas, mientras que los de las grandes urbes no se conocerán hasta las 6:00, hora peninsular española.

CATALUÑA, MUY ATENTA AL RESULTADO

Si bien en toda Europa (y gran parte del resto del mundo) se mira con atención a lo que ocurra en Escocia, en España la atención es si cabe mayor, ya que precisamente este viernes el Parlament de Cataluña aprobará la Ley de Consultas con la que el president de la Generalitat, Artur Mas, pretende celebrar la consulta del próximo 9 de noviembre.

De hecho el propio Mas tiene intención de valorar el referéndum escocés este mismo viernes. Antes, han hablado la mayoría de los partidos políticos, que han otorgado la importancia que tiene a la votación de este jueves. Desde las formaciones nacionalistas han asegurado sentir "envidia" y "celos" de que los escoceses sí puedan decidir su futuro y consideran que se está dando "una lección de democracia" a España con el referéndum.

Desde Francia, el presidente galo, François Hollande, ha advertido de la "deconstrucción" de la Unión Europea por el ascenso de los nacionalismos y ha asegurado que el referéndum escocés puede, no sólo decidir el futuro del Reino Unido, sino de toda Europa.

"Nos arriesgamos a entrar en un proceso de deconstrucción de Europa pero también de los Estados. Si el proyecto europeo se diluye, se abre la vía a los egoísmos, a los populismos, a los separatismos", ha añadido. Para Hollande, hay quienes quieren "hacerse más pequeños para parecer más fuertes" algo que considera contrario "a la idea europea".

Precisamente desde la Comisión Europea, la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde, ha recordado que, como ya ha reiterado en numerosas ocasiones el presidente comunitario, José Manuel Durao Barroso, la secesión de Escocia supondría que quedara fuera inmediatamente de la Unión Europea y que se viera obligado como país a negociar su reingreso.

Photo gallery Escocia vota See Gallery


Photo gallery Campaña del referéndum escocés See Gallery
Photo gallery Manifestación por el "no" en Escocia See Gallery

RESPONSABLEMENTE