POLÍTICA
01/10/2014 13:06 CEST | Actualizado 01/10/2014 16:02 CEST

Artur Mas: "No rectificaré"

AFP

Erre que erre. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha proclamado este miércoles que el proceso soberanista del Govern sigue adelante pese la suspensión cautelar de la convocatoria de la consulta del 9N por parte del Tribunal Constitucional: "No rectificaré".

"En lo que dependa de mí, el proceso se acaba votando, y votando la pregunta acordada", ha afirmado en la sesión de control al Ejecutivo en el pleno del Parlament, donde los partidos que apoyan el 9N -CiU, ERC, ICV-EUiA, CUP- han exhibido unidad defendiendo la votación.

Mas ha dicho que él seguirá actuando de acuerdo con la mayoría social y parlamentaria que existe en Cataluña a favor del derecho a decidir, y ha dicho en respuesta a Alicia Sánchez Camacho (PP): "Ustedes no podrán impedir" que los catalanes voten.

Mas ha asegurado que se equivocan quienes pretendan que sea el TC y no el Ejecutivo quien "haga política" y ha defendido una respuesta conjunta de todos los partidos que apoyan el 9-N, con quienes contacta personalmente por vía telefónica estos días.

Tanto Camacho como Albert Rivera (C's) han le han pedido cambiar: "Rectifique, acepte el diálogo y ature este desafío. No lleve a los catalanes a la ilegalidad y a los funcionarios a una posible comisión de delitos", ha dicho la popular.

"NO SIEMPRE LA DESOBEDIENCIA HA LLEVADO A LA VICTORIA"

Mas también ha afirmado que "no siempre la desobediencia ha llevado a la victoria", y ha añadido que "en este momento" no está en el "escenario" de la "desobediencia civil", sino en el de pedir al Constitucional que levante la suspensión de la consulta.

El presidente autonómico ha llamado a la vez a "presionar" al Tribunal Constitucional para conseguir que cuanto antes levante la suspensión cautelar de la ley de consultas que aprobó el Parlament y la convocatoria de la votación del 9-N.

El Constitucional admitió este lunes a trámite los recursos aprobados por el Gobierno, que señaló que la ley de consultas y el referéndum "atentan" contra los derechos de todos los españoles.

APROBADA LA COMISIÓN DE CONTROL DE LA CONSULTA

En esta jornada, el Parlament, con los 86 votos a favor de CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP, ha aprobado hoy la creación de la Comisión de control de las consultas populares -el organismo llamado a supervisar la consulta del 9N-, en un tenso debate en el que PPC, PSC y Ciutadans se han negado a votar.

La comisión la forman siete juristas y politólogos de "reconocido prestigio", que serán la catedrática de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Mercè Barceló Serramalera, el catedrático del Departamento de Ciencia Política de la UAB Joaquim Brugué Torruella, y el profesor de Derecho Internacional de la Universidad Rovira Virgili (URV) Alfons González Bondia.

También el catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Girona Miquel Martin Casals, los abogados Marc Marsal Ferret y Benet Salellas Vilar, y el catedrático de Ciencia Política y Administración de la Universidad de Barcelona Jordi Matas Dalmases.

En un tenso debate antes de la votación, PPC y Ciutadans han solicitado su retirada del orden del día porque desarrolla, han advertido, una ley que ha sido suspendida por el Tribunal Constitucional, acto que para estos partidos supone traspasar una "línea roja" y una "desobediencia clara" al Alto Tribunal.

Es por ello por lo que estos partidos se han negado a participar en la votación, algo a lo que también se ha sumado el PSC, que ha cuestionado también su "legitimidad jurídica", mientras que el bloque soberanista ha defendido que el informe de los letrados del Parlament daba el visto bueno a la legalidad de la votación y ha cargado contra las "amenazas" de populares -con las manos en alto- y Ciutadans -que han abandonado el hemiciclo-.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ESPECIAL PUBLICIDAD