INTERNACIONAL
02/10/2014 21:15 CEST | Actualizado 02/10/2014 21:16 CEST

Detenidos cuatro jóvenes en EEUU por matar a 920 gallinas con un palo de golf

ISTOCK

Cuatro jóvenes de entre 15 y 18 años han sido detenidos en una localidad de EEUU como presuntos culpables de la muerte de 920 gallinas de una granja a las que golpearon con un palo de golf, según ha informado este jueves la oficina del alguacil del condado de Fresno (centro de California).

El único adulto entre los detenidos es el hispano Gabriel Quintero, vecino de Riverdale y de 18 años, mientras que los otros tres, de quienes no se ha revelado la identidad por ser menores de edad, son dos varones de 15 y 17 años de Caruthers, y otro varón de 17 años de Lemoore.

Según la versión de la Policía, los detenidos se desplazaron la madrugada del pasado 20 de septiembre hasta la granja de la compañía Foster Farms en Caruthers (inmediaciones de Fresno), derribaron una parte del muro y, una vez dentro de las instalaciones, golpearon a los animales con un palo de golf y otro objeto similar hasta darles muerte.

A la mañana siguiente, la Policía recibió el aviso por parte de los empleados de la granja, que descubrieron los cuerpos de las gallinas. Foster Farms cifró en 5.000 dólares el valor de las 920 aves ejecutadas y ofreció una recompensa a quien encontrase a los culpables.

El caso adquirió notoriedad a través de los medios locales y las redes sociales, y la Policía del condado de Fresno recibió varias llamadas de personas que aportaron supuesta información sobre el suceso, una de las cuales permitió finalmente dar con el paradero de los presuntos responsables.

Los agentes aseguraron haber encontrado 'pruebas que les vinculan con el caso' en la casa en que fueron detenidos dos de los acusados, y ahora se centran en investigar las posibles motivaciones que les llevaron a ejecutar a las gallinas.

El joven de 18 años ha sido ingresado en prisión a la espera de juicio, bajo cargos de allanamiento de morada y crueldad hacia los animales, mientras que los tres menores de edad han sido recluidos en un centro de justicia juvenil de Fresno.