POLÍTICA
06/10/2014 11:14 CEST | Actualizado 06/10/2014 11:17 CEST

Arturo Fernández dice que "nadie" le avisó de que la tarjeta con la que gastó 37.000 euros era opaca

EFE

El presidente de la patronal madrileña CEIM y vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, asegura que no sabe lo que es una tarjeta opaca y se considera "engañado" por la existencia de las tarjetas 'b' de Caja Madrid, con las que gastó 37.000 euros que va a devolver este mismo lunes con una transferencia a la entidad.

Fernández ha insistido en que nadie le avisó de que la tarjeta era "opaca e ilegal" y ha señalado que comprobará si el dinero está declarado en Hacienda "debidamente". El escándalo afecta a 83 consejeros que gastaron 15,2 millones de euros de la entidad entre 2003 y 2012 con tarjetas emitidas "al margen del circuito" que les entregaron por su cargo.

En una entrevista en el programa de Antena 3 Espejo Público, Fernández ha admitido que en su época de consejero gastaba de media unos 1.000 euros al mes en "gastos de representación: gasolina, comidas, algún viaje... lo normal".

"Cuando llegamos a Caja Madrid nadie dijo que esto era una tarjeta opaca. De ser así, nadie la hubiera cogido. Lo lamentable es que esta situación ocurra con consejeros y con una entidad como Caja Madrid. Debían habernos dado explicaciones", ha afirmado Fernández.

El presidente de CEIM ha reconocido que los consejeros que recibieron la tarjeta también fueron "imprudentes" por no preguntar. "Podríamos haber preguntado, sí. Estoy dolido y quiero saber exactamente en qué circunstancias nos dieron esta tarjeta. Somos gente que manejamos dinero público", ha manifestado.

Fernández ha señalado que, si él y el resto de consejeros han incurrido en algún delito, "es lógico" que haya quien lo denuncie, en referencia al escrito que ha presentado este lunes el PSOE ante la Agencia Tributaria.

"NO VEO MOTIVO PARA DIMITIR"

El presidente de CEIM no cree que esta cuestión sea motivo para dimitir de sus cargos, puesto que va a devolver el dinero y él no estaba en el órgano de control de la caja madrileña.

"No es que me quiera defender, solo mostrar mi inocencia. Si tenemos que responder ante alguna acción judicial lo haremos pero nos sentimos engañados. Nunca pensé que esto ocurría en una entidad como Caja Madrid", ha manifestado el presidente de CEIM.

En su opinión, este asunto ha dañado la honorabilidad de las personas implicadas y ha dicho comprender que los accionistas de Bankia, entre los que se encuentra él mismo, "estén ofendidos", ya que "las cifras de algún consejero" son "escandalosas".

TE PUEDE INTERESAR...