POLÍTICA
07/10/2014 15:00 CEST | Actualizado 07/10/2014 18:26 CEST

Teresa Romero, la auxiliar contagiada de ébola, una profesional experimentada

GETTY

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, es una profesional sanitaria con 14 años de experiencia que decidió presentarse voluntaria para colaborar en los cuidados del misionero Manuel García Viejo, trasladado desde Sierra Leona al hospital Carlos III de Madrid tras haber sido infectado con el mortal virus.

Tras la muerte de García Viejo, el pasado 25 de septiembre, Romero, casada y sin hijos, y natural del municipio lucense de Becerreá, donde reside su hermano y su madre, se marchó de vacaciones y no comenzó a padecer los primeros síntomas, fiebre y un poco de astenia, hasta el pasado 30 de septiembre.

Antes, el día 27 de septiembre, esta técnico diplomada en Formación Profesional, que también trabajó en la limpieza y desinfección de la habitación del misionero, participó en la prueba de oferta pública de empleo para auxiliares de enfermería en la Comunidad de Madrid, que contó con 28.084 solicitudes, según han explicado los sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad. "Esa gente tiene que estar tranquila", han explicado, ya que no está demostrado que el contagio se pueda producir 48 horas después del contacto.

Romero se encuentra ahora mismo ingresada en el hospital Carlos III de Madrid junto con su marido, quien ingresó por precaución al haber estado en contacto directo con la infectada, aunque no presenta síntomas. La auxiliar, que ha pedido no informar a los medios de comunicación sobre su estado, está recibiendo el suero procedente de la religiosa Paciencia Melgar, que llegó a España el 25 de septiembre tras haber superado la enfermedad.