NOTICIAS
09/10/2014 08:07 CEST | Actualizado 09/10/2014 08:57 CEST

Ébola: el médico que trató a la auxiliar infectada en Alcorcón pide el ingreso en el Carlos III

PABLO BLÁZQUEZ/GETTY IMAGES

Dos médicos de Alcorcón, ambos asintomáticos, y un enfermero han ingresado en aislamiento esta noche en el Hospital Carlos III para someterse a observación, siguiendo el protocolo de prevención del ébola, y en el mismo lugar han sido dados de alta dos pacientes, con lo que se elevan a seis los ingresados.

Uno de ellos es el doctor que atendió a Teresa Romero durante 16 horas cuando se encontraba ingresada en Alcorcón el pasado lunes, y que estuvo expuesto a contacto directo con fluidos de la paciente sin la protección adecuada. Ha sido él quien ha pedido ser internado.

Se encuentra también ingresada la doctora de familia que atendió en un centro de salud a Romero, según ha informado esta noche el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, en una entrevista en 13 TV.

El tercer ingreso es un enfermero del equipo del Carlos III que trató a los misioneros españoles repatriados por contagio de ébola y que será sometido en las próximas horas a los análisis que confirmarán si está contagiado o no con el virus.

La única contagiada por ébola confirmada por ahora sigue siendo Romero, la auxiliar de enfermería que atendió al misionero fallecido por ébola Manuel García Viejo. El resto se encuentra en observación y a la espera de análisis.

Ya son 84 las personas que están en vigilancia para detectar cuando antes, llegado el caso, los primeros síntomas del ébola, pero que no están ingresadas. Se trata sobre todo de personal sanitario que estuvo en contacto primero con el García Vallejo, y más recientemente, con Teresa Romero. A la lista se han añadido otras personas con las que tuvo contacto, las últimas, dos peluqueras del salón en el que la paciente se depiló la semana pasada.

16 HORAS DE ATENCIÓN CON UN TRAJE QUE LE QUEDABA CORTO

Juan Manuel Parra fue el doctor que trató de urgencias a Teresa Romero en Alcorcón y se hizo cargo personalmente de su caso hasta que la paciente fue trasladada e ingresada en el hospital La Paz-Carlos III, el centro de referencia para el ébola en Madrid. El País ha tenido acceso a un escrito interno dirigido a sus superiores en el que narra las 16 horas, desde las ocho de la mañana del lunes hasta más allá de las doce de la noche, que pasó cuidando a Romero, cuyo estado se fue deteriorando rápidamente durante esa jornada.

Fueron frecuentes y abundantes los vómitos, la diarrea y la tos con expectoración. La única vía de contagio del ébola es mediamente el contacto directo con este tipo de fluidos, y el doctor no llevaba la protección adecuada. “Las mangas me quedan cortas en todo momento”, escribe el doctor, que relata que no fue hasta las cinco de la tarde cuando se puso el traje de protección, tras ser informado de la "posibilidad" de que el resultado fuese positivo en ébola. Finalmente se confirmó el diagnóstico, pero el doctor lo descubre por la prensa, sin haber sido informado antes por vía interna.

Parra prohibe entrar a nadie más, aparte de enfermeros que le acompañan, en el box de Romero, que no estaba aislado como conviene en un caso de enfermo con este virus. Hasta 14 veces tuvo que ponerse y quitarse él el traje de protección, una operación complicada que entraña riesgo de contacto. A las seis de la tarde, cuando el diagnóstico por ébola es claro, solicita que la enfermera sea trasladada al hospital de referencia, lo que no ocurriría hasta seis horas más tarde.

El doctor no presenta síntomas, pero por precaución, decide solicitar en la noche del miércoles su ingreso voluntario para estar en observación.

DOS ALTAS Y DOS CASOS EN INVESTIGACIÓN

Fuentes de La Paz-Carlos III han indicado que en las últimas horas dos personas han recibido el alta médica: el español que había ingresado en el Carlos III tras una estancia en Nigeria, que ha dado negativo en las dos pruebas de ébola realizadas, y la enfermera del equipo que atendió a los dos misioneros contagiados y repatriados, que también han dado negativo en ambas pruebas.

Los dos casos en investigación, que se encuentran en la planta de casos confirmados, son una enfermera del equipo del Carlos III, que está pendiente de realizar la primera prueba del virus de ébola, y el enfermero del mismo equipo que ha ingresado este miércoles, que también está a la espera de la realización del primer test.

Por "contacto de riesgo" hay actualmente tres personas en la planta de "vigilancia activa": Javier Limón, el marido de Teresa Romero, que sigue asintomático, y los dos médicos de Alcorcón, que se encuentran en observación y tampoco presentan por ahora síntomas de contagio, según el último comunicado del Carlos III.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...


ESPECIAL PUBLICIDAD