POLÍTICA
16/10/2014 16:58 CEST | Actualizado 16/10/2014 16:59 CEST

Aznar acusa a formaciones como Podemos de querer acabar con la democracia

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha optado por el silencio a la hora de valorar a su vicepresidente de su Gobierno durante ocho años, Rodrigo Rato, implicado en el presunto uso fraudulento de las 'tarjetas B' de Caja Madrid.

En un discurso durante un acto de FAES sí ha sentenciado que "la corrupción económica e institucional es una amenaza verdaderamente existencial para la democracia", aunque ha evitado mencionar un solo nombre.

Al término del acto, los periodistas han intentado sin éxito preguntarle cómo valora la situación de Rato, expresidente de Bankia. Sin éxito.

PODEMOS

Mucho más hablador ha estado a la hora de arremeter contra los populismos que están emergiendo "al calor de la crisis económica y del descrédito de las instituciones".

En tono despectivo se ha referido a "los de la revolución" como personas que no quieren regenerar la democracia sino que "buscan lo de siempre, acabar con ella".

Aznar se ha cuidado de mencionar en su intervención a Podemos, aunque la formación de Pablo Iglesias planeaba en cada una de sus palabras. "Vuelven los viejos conocidos de la Historia de Europa. Reviven los agentes de la destrucción de la paz, la libertad y la democracia, dispuestos a dejar su huella también en el siglo XXI", ha señalado.

CATALUÑA

Respecto a la crisis catalana, el expresidente del Gobierno ha pedido no dar "pábulo" al soberanismo catalán ni aceptar el "órdago" del presidente de la Generalitat, Artur Mas, como "base de diálogo" porque entonces se estaría "deshaciendo el acuerdo democrático".

Tras advertir de que el nacionalismo quiere ahora hacer a España "responsable de la frustración", ha dicho que se necesita "la mejor política" para "renovar la invitación a la concordia dentro de la ley".

"Si diéramos pábulo a esos extravíos del fanatismo, si acogiéramos la política del órdago como base de diálogo, no abriríamos ninguna operación de reforma sino que estaríamos deshaciendo nuestro acuerdo democrático. Y el fracaso estaría asegurado", ha advertido el expresidente, para subrayar que el nacionalismo pretende "poner fin al éxito de España".

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST