INTERNACIONAL
21/10/2014 13:26 CEST | Actualizado 21/10/2014 13:31 CEST

Soldados israelíes arrestan a un menor palestino discapacitado

A. a Rajbi es un niño palestino de 12 años, discapacitado, no puede hablar. Los soldados israelíes le esposan, le vendan los ojos, le golpean y le meten en un coche mientras son jaleados por los colonos que presencian la escena. Le acusan de haber lanzado piedras contra un coche patrulla en Hebrón.

Los hechos han sido denunciados por Btselem, una organización israelí de defensa de derechos humanos, que informan de que el chaval estuvo retenido durante más de 15 minutos hasta que su padre convenció a los agentes de su discapacidad.

La organización ha difundido un vídeo con el arresto. En un momento de la grabación, una mujer palestina y dos hombres tratan de acercarse al vehículo pero son alejados por los dos soldados.

"Ayer, los soldados detuvieron brevemente a un niño discapacitado mental, que es menor frente a la ley, acusado de lanzar piedras. A. a Rajbi, fue detenido después de que jóvenes lanzaran piedras a los soldados en la principal carretera Jabel Johar", explicó Btselem en su comunicado.

"En el vídeo, filmado desde su ventana por el voluntario Samih Dana, se ve a los soldados apresando al niño, esposándolo, tapándole los ojos y metiéndole en el jeep, a pesar de que los habitantes gritan y le dicen que está mentalmente discapacitado", agrega Btselem.

"El vídeo también muestra como colonos de Kiryat Arba (colonia vecina a Hebrón, ilegal de acuerdo con la ley internacional) observan el incidente desde detrás de la vala. Algunos jalean a los soldados, incluso con gritos racistas", concluye.

LA OCUPACIÓN EN HEBRÓN

La ciudad palestina de Hebrón -la más poblada de Cisjordania- es, junto a Jerusalén, uno de los núcleos del conflicto entre palestinos e israelíes.

En 1996 Baruch Goldstein, un colono ultranacionalista judío que vivia en la colonia de Kiryat Arba, entró disfrazado de soldado en la mezquita y disparó contra los fieles que oraban, matando a 29 de ellos.

Desde entonces, la ciudad está bajo control y asedio del Ejército israelí, que la ha dividido en dos secciones, una de las cuales ocupa todo el centro de la ciudad y alberga tres colonias de radicales judíos, con unos 800 colonos.

En esta zona, los palestinos tienen restringido el paso, incluso para acudir a sus tiendas, comercios y casas, selladas desde entonces.

En la otra parte de Hebrón viven cerca de 250.000 palestinos, en una situación de alta tensión permanente que alimentan los colonos extremistas que lanzan basuras sobre sus calles y viviendas.

TE PUEDE INTERESAR...

ESPACIO ECO