NOTICIAS
22/10/2014 10:03 CEST | Actualizado 22/10/2014 10:03 CEST

Teresa Romero, curada de ébola: ¿Y ahora qué?

EFE

Teresa Romero ha logrado superar el ébola tras contagiarse del misionero español Manuel García Viejo, que fue repatriado de Sierra Leona con la enfermedad.

La pregunta ahora es qué pasará ahora, no sólo con la paciente, sino con otros aspectos relacionados con el ébola.

¿CUÁNDO LE DARÁN EL ALTA?

Según la portavoz de la familia, Teresa Mesa, si la prueba era negativa, como así fue, la paciente podría pasar a planta este mismo miércoles.

Aun así, los médicos no han querido desvelar si permanecerá en la sexta planta, donde ha estado aislada, aunque en otra habitación, o si será trasladada a la quinta, junto con otros pacientes en observación.

Fernando de la Calle, miembro de la unidad de Medicina Tropical del Carlos III, explicó ayer martes que los médicos harán seguimiento del estado de Teresa ya que "una cosa es la negativización del virus y otra lo que haya ido haciendo este virus", por lo que la paciente continuará en vigilancia por si hicieran falta tratamientos adicionales.

Los médicos no ha querido dar más datos sobre posibles secuelas, para "respetar el deseo de la paciente", aunque Arribas ha asegurado que los "pacientes con ébola se pueden curar completamente y llevar una vida normal".

Según la portavoz familiar, la auxiliar se ha mostrado dispuesta a donar plasma y a colaborar con un estudio médico para determinar el momento más adecuado en el que se debe extraer el plasma de los pacientes convalecientes para que los anticuerpos que aporten a otros infectados sean eficaces.

¿CUÁNDO ESTARÁ ERRADICADO EL ÉBOLA EN ESPAÑA?

Previsiblemente, en torno al 2 de diciembre.

Según el equipo médico, han de pasar 42 días desde la curación del último paciente enfermo de ébola.

Por lo tanto, si no hay ningún problema, el paso del ébola por España será de 58 días: los 16 de lucha de Teresa y los 42 que marca el protocolo.

¿QUÉ SE SABE DE SU CONTAGIO?

En un principio se dijo que la propia Teresa Romero reconoció haberse tocado la cara con un guante infectado.

Sin embargo, según explicó la portavoz familiar, Romero no recuerda haber mantenido "esa entrevista" y tiene "muy claro lo que hizo" porque "recuerda antes y después lo que ha pasado".

La portavoz ha lamentado que "en el estado en que estaba y llena de medicación" le hicieran esas preguntas.

¿HABRÁ DIMISIONES?

De momento, no hay visos de que nadie vaya a asumir responsabilidades por el primer contagio de ébola.

Ni tan siquiera por las declaraciones posteriores, como las del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, quien culpó a la auxiliar de no decir la verdad sobre su enfermedad.

Pese a sus posteriores disculpas, la familia no se da por satisfecha. "No sirven. Es un lavado de imagen que quiere hacer este señor y eso tenía que haberlo hecho antes", ha afirmado Teresa Mesa, quien afirma que a partir de ahora arranca una batalla judicial por haber hecho las declaraciones que hizo.

"Ha faltado a su honor, a su profesionalidad y a la imagen de Teresa", ha sostenido Mesa. "Nos valdría su dimisión pero nos valdría más que el Gobierno lo expulsara directamente, que lo cesen, y a la ministra, por supuesto" por la falta de protocolo ya que, según Mesa, "ha sido todo un desacierto, un desatino y un no dar la cara".

Teresa Mesa señaló que Romero y su marido, Javier Limón, "todavía están esperando a que les visiten y a que les llame (el presidente del Gobierno, Mariano) Rajoy, porque estuvo allí para hacerse la fotografía".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...