NOTICIAS
24/10/2014 20:13 CEST | Actualizado 24/10/2014 20:48 CEST

El rey apela a la unidad de España y recuerda que todos "estamos sometidos al mandado de la ley"

CASA DE SM EL REY

El rey ha aprovechado el micrófono de la ceremonia de entrega de los Premios Príncipes de Asturias para mandar un mensaje a Cataluña: "Queremos una España alejada de la división y de la discordia", ha dicho Felipe VI, que ha recordado que "todos los españoles e instituciones estamos sometidos al mandato de la ley".

En la parte del discurso en la que ha abordado la situación de España, sin mencionar nunca a Cataluña, pero refiriéndose claramente al pulso soberanista de Artur Mas, ha asegurado: "Respetar y observar este marco democrático es la garantía necesaria para nuestra libertad".

Ha pedido también mirar a la historia "con serenidad" para aprender de ella y no repetir los errores del pasado, y "cuidar y favorecer" la vida en común. "Sintámonos orgullosos de lo mucho que hemos conseguido, que es mucho y muy bueno", ha animado.

"NO SOMOS RIVALES"

Si alguien tenía alguna duda de que estaba hablando de Cataluña, seguramente se le haya despejado cuando ha dicho: "Los españoles ya no somos rivales los unos de los otros: somos protagonistas de un mismo camino. Y estoy convencido de que la comprensión, la consideración, el afecto y el respeto mutuo son sentimientos arraigados en el corazón de los españoles y compartidos de norte a sur y de este a oeste, y que no debemos olvidar nunca ni mucho menos perder".

De paso, ha hablado de "la voluntad de pertenecer a Europa" y ha dicho que estamos en "un mundo que camina hacia una mayor integración, y no al contrario".

"Trabajemos pues en un proyecto integrador, sentido y compartido por todos, y que mire siempre hacia adelante", ha pedido Felipe VI en su primer discurso como rey en los que hasta ahora eran sus premios.

MÁS SOBRE LOS PREMIOS

GALERÍAS

Photo gallery Premios Príncipe de Asturias 2014 See Gallery