POLÍTICA
07/11/2014 09:06 CET | Actualizado 07/11/2014 09:06 CET

Reunión del PP en Cáceres sobre la corrupción en pleno escándalo de Monago

EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los 'barones' del PP acudirán este viernes y este sábado a una convención sobre buen gobierno en Cáceres, en pleno escándalo por los 32 viajes a Canarias en 15 meses que el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, cargó al Senado como "privados".

En las jornadas de estos dos días, el PP busca escenificar un cierre de filas tras el debate interno de estas semanas por los escándalos de corrupción, así como trasladar a los ciudadanos la idea de que el partido actúa con firmeza ante los corruptos. Esta semana, el protagonista ha sido Monago, después de que Público afirmara que el presidente regional había realizado 32 trayectos a Tenerife para "ver a su novia" que había cargado al Senado.

La convención será el primer encuentro entre Rajoy y Monago tras la noticia, ya que el presidente del Gobierno clausurará la reunión este sábado. La secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, también ha confirmado su asistencia, así como todos los presidentes de las comunidades gobernadas por el partido salvo el riojano Pedro Sanz, porque ya tenía programados actos de agenda en su región, según fuentes del partido.

En esta cita, el PP quiere trasladar a los ciudadanos un mensaje de unidad en medio del debate interno que ha vivido el partido las últimas semanas al hilo de los recientes escándalos de corrupción que han salpicado a miembros de la formación, desde las 'tarjetas black' de Cajamadrid hasta la 'operación Púnica', sin olvidar el 'caso Bárcenas' o el 'caso Gürtel'.

A poco más de seis meses para las elecciones, cargos del PP no ocultan su preocupación ante la posibilidad de que la corrupción les pase factura en las urnas -el último barómetro del CIS daba la victoria a Podemos en intención directa de voto- y coinciden en que es necesario trasladar a la sociedad española un mensaje de contundencia y dejar claro que el PP es firme con los corruptos.