POLÍTICA
08/11/2014 11:28 CET | Actualizado 08/11/2014 11:28 CET

¿Qué pasa ahora en Gamonal? 7 razones por las que protestan los vecinos

EFE

El barrio de Gamonal de Burgos ha vuelto a convertirse en el centro de disturbios solo diez meses después de las movilizaciones que obligaron al Ayuntamiento de la ciudad a parar la conversión de la Calle Vitoria, la arteria principal de la ciudad, en un bulevar.

En esta ocasión, la movilización se ha producido como protesta contra las obras de remodelación integral de la plaza de toros adjudicada en 5,6 millones de euros por el Ayuntamiento de Burgos. Pero, ¿por qué esta obra ha generado tanta polémica? Estas son algunas de las razones que han llevado a los vecinos a manifestarse. Algunas coinciden al milímetro con las que generaron las protestas de enero.

1-. El dinero, mejor a otros fines. Grupos vecinales constituidos en "Asamblea contra la especulación" llevan varias semanas criticando que el Ayuntamiento destine 5,6 millones en la remodelación integral de plaza y exigen que ese presupuesto se destine íntegramente a fines sociales y a ayudas a desempleados.

Burgos tiene actualmente unos 18.000 vecinos en paro y en Gamonal entienden que la plaza de toros no debería ser la prioridad. En el caso de las obras de la cale Vitoria, los vecinos reivindicaban exactamente lo mismo.

2-. El constructor, el mismo que en enero y un viejo conocido. La remodelación de la plaza de toros ha sido adjudicada a una UTE integrada por Sacyr y Río Vena, una empresa propiedad de Antonio Miguel Méndez Pozo, implicado en un caso de corrupción que terminó con una condena por falsificación documental en el "Caso de la Construcción", por la que pasó una temporada en la cárcel.

El diario Último Cero explica que el propio alcalde de Burgos se vio implicado en 2006 en una polémica al haber realizado un viaje a la Costa Azul francesa con todos los gastos pagados por varios construtores, encabezados por el hijo de Méndez Pozo.

Méndez Pozo fue también el impulsor de las obras de la calle Vitoria.

3-. Dudas sobe el coste final de la obra. Las obras de la plaza de toros fueron adjudicadas en 5,6 millones de euros, pero los grupos de la oposición vienen avisando de que esa cantidad es la necesaria para completar una "primera fase" que supondrá mayor desembolso en el futuro.

4-. ¿Adjudicación a dedo?. Eldiario.es ya explicaba en septiembre que la UTE Sacyr-Río Vena no era la mejor oferta económica, pero que ganó gracias a los criterios subjetivos después de que FCC fuera rechazada por "baja temeraria", una oferta que no resulta creíble por ser anormalmente baja en términos económicos: era 800.000 euros más barata que la actual.

5-. El poder del impulsor. Méndez Pozo es propietario de un grupo de comunicación dueño, entre otros periódicos, del Diario de Burgos. Algunos vecinos argumentan que eso le sirve para presionar al equipo de gobierno.

6-. La repetición de los errores del alcalde. Muchos vecinos de Burgos advierten de que el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, no aprendió la lección con la movilización social de enero y subrayan que está cayendo en los mismos errores que provocaron las protestas de la calle Vitoria.

7-. La obra no satisface a la mayoría. El diario Vózpopuli aseguraba ya en septiembre que la remodelación de la plaza de toros es un proyecto que no gusta a nadie: "A los aficionados taurinos, porque supone cubrir una plaza de toros y al mundo del deporte, en concreto al equipo de baloncesto, porque no están dispuestos ni a entrenar en un espacio que no está habilitado para la práctica deportiva ni a asumir los costes de calentar tal espacio" en una ciudad muy fría.

VODAFONE PARA EL HUFFPOST