POLÍTICA
13/11/2014 09:57 CET | Actualizado 13/11/2014 13:56 CET

Martín Villa se ofrece a declarar por los crímenes franquistas ante la juez María Servini

EMILIO NARANJO

Interpol pidió este miércoles a la justicia española la detención de los últimos 20 acusados por la justicia de Argentina por los crímenes del franquismo, entre los que está Rodolfo Martín Villa. El exministro franquista, al que se considera responsable de la represión de una concentración de trabajadores en Vitoria en 1976 en la que fueron asesinados cinco trabajadores, y en la que hubo más de cien heridos, ha asegurado este jueves que tiene intención de declarar ante la juez argentina María Servini.

El que fuera también vicepresidente primero del régimen Rodolfo Martín Villa ha dicho en declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press que quiere defenderse sin usar como "parapeto" la decisión del Gobierno de no extraditar a los afectados ni tampoco la Ley de Amnistía: "Para eso tenía que haber cometido algún delito que fuera objeto de esa ley", ha afirmado.

Según ha subrayado, la justicia argentina le imputa por algo -por su eventual responsabilidad, cuando era ministro de Relaciones Sindicales, en la muerte en Vitoria de cinco trabajadores en una acción policial en marzo de 1976- que no hizo y que además no podía hacer. Según ha señalado él "no tenía mando" sobre la Policía en los sucesos de Vitoria.

En declaraciones a RNE, ha recalcado que "no estoy muy preocupado porque aún me queda bastante humor para considerar algunas de las cosas que se plantean". "La juez, que parece que inicia sus trabajos en 2010, ha podido escuchar a muchos, pero no a mí. No he sido citado por la juez nunca. Hasta ahora no he recibido ningún documento por cauce legal alguno". Aun así, ha subrayado, "no me voy a esconder".

Martín Villa, que está estudiando los consejos de sus abogados, ha explicado que aún no está claro cómo se materializará esa declaración, ya que considera que no tendría que viajar a Buenos Aires sino que podría hacerlo a través de una comisión rogatoria, por escrito, por videoconferencia o a través de una cooperación jurídica internacional.

"Que quede claro, voy a solicitar poder declarar ante la juez, procuraré hacerlo de la forma más cómoda y más segura para mí, pero lo voy a hacer, así lo he pensado desde el principio", ha dicho.

ESTUDIA COMPARECER ANTE EL CONGRESO

El exministro también ha avanzado que, puesto que se trata de una cuestión política, está valorando la posibilidad de pedir una comparecencia ante el Congreso de los Diputados.

La Justicia argentina pidió la extradición de Martín Villa, ministro de Relaciones Sindicales entre 1975 y 1976 y que había ocupado previamente cargos de responsabilidad en el régimen franquista, por responsabilidades en la muerte en Vitoria, en marzo de 1976, de cinco trabajadores en una acción policial. En los disturbios hubo también más de cien heridos, muchos de ellos por armas de fuego.

Entre los 20 acusados está también el exministro José Utrera Molina. La lista se amplía a Antonio Carro Martínez, ministro de la Presidencia (1974-1975); Licinio de la Fuente, ministro de Trabajo (1969-1975) y vicepresidente (1974-1975); José María Sánchez Ventura Pascual, ministro de Justicia (1975); Alfonso Osorio García, ministro de la Presidencia (1975-1977) y vicepresidente del Gobierno (1976-77).

Además, la orden incluye al excapitán de la antigua Policía Armada Jesús Quintana Saracíbar y siete expolicías: Jesús González Reglero, Ricardo Algar Barrón, Félix Criado Sanz, Pascual Honrado de la Fuente, Jesús Martínez Torres, Benjamín Solsona Cortés y Atilano del Valle Oter.

LA PETICIÓN, A LA AUDIENCIA

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado este jueves en el Congreso de los Diputados que la Dirección General de la Policía, de la que depende Interpol España, "ha dado traslado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional' de la petición de Interpol.

Asimismo, el ministro ha asegurado que Interpol "no ha cursado una orden internacional de detención, sino una diligencia previa que es de filiación de esas personas". En concreto, lo que hizo la oficina de Interpol en Argentina el pasado 4 de noviembre fue comunicar a su sección en España la petición de detención preventiva con fines de extradición de las veinte personas investigadas a requerimiento de la jueza argentina María Servini. Para ello y como paso previo pedía a sus colegas españoles la totalidad de los registros filiatorios que posean sobre los investigados.

Según ha declarado hoy el ministro y han confirmado fuentes de su Departamento, la Policía ya ha trasladado esta petición a la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

TE PUEDE INTERESAR

Photo gallery Nostálgicos del franquismo en Madrid See Gallery

ESPACIO ECO