POLÍTICA
17/11/2014 21:32 CET | Actualizado 17/11/2014 21:35 CET

Carta de Rajoy a Mas por el 9-N: el presidente responde que la soberanía nacional no es negociable

REUTERS

La carta de Rajoy a Mas ya va camino de Barcelona. En ella, el presidente no cambia de opinión y repite el mensaje que ya lanzó en su última comparecencia: no a la celebración del referéndum sobre la soberanía catalana.

Mariano Rajoy ha respondido este lunes a la misiva que hace una semana le envió el presidente de la Generalitat, Artur Mas, subrayando que la soberanía nacional no es negociable, según han informado fuentes del Palacio de la Moncloa a Europa Press.

El propio Rajoy ya anunció este fin de semana desde la ciudad Brisbane (Australia), tras participar en la cumbre del G20, que este lunes contestaría a esa carta de Artur Mas en la que le pedía abrir un diálogo permanente para pactar una "consulta definitiva".

En su carta de respuesta, el jefe del Ejecutivo expone los mismos argumentos que ya desgranó públicamente el pasado miércoles en rueda de prensa, es decir, que la soberanía nacional no es negociable, según han apuntado las mismas fuentes.

UNA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Rajoy ya ha dejado claro en numerosas ocasiones que no va a negociar la unidad de España ni la soberanía nacional. A su entender, el diálogo solo tiene sentido y da frutos si se comparte un mínimo de lealtad constitucional, algo que a su juicio no está haciendo Artur Mas al exigir al Gobierno central que autorice un referéndum de autodeterminación.

"Artur Mas desea imponer la celebración de un referéndum de verdad, una consulta definitiva y ya adelanto que eso no puede ser. Lo que era ilegal hace un año lo sigue siendo hoy", afirmaba el 12 de noviembre, para añadir que su Gobierno y el PP se opondrán a "liquidar la soberanía nacional".

El ejecutivo y el Partido Popular consideran que, si lo que quiere el Gobierno catalán es modificar la Constitución para introducir el derecho de autodeterminación y "liquidar" la soberanía nacional, tiene "todo el derecho" a plantearlo porque es un "camino legal". Ahora bien, el PP no le apoyará con sus votos para que dicha iniciativa salga adelante.

UNA 'CONSULTA DEFINITIVA'

Después del 9-N, el presidente catalán ha asegurado que, tras la movilización de más de dos millones de personas, el Ejecutivo del PP debería aceptar una consulta negociada. Por eso, ha señalado que el diálogo con Rajoy debe servir para pactar una "consulta definitiva", que sería como las celebradas en Quebec y en Escocia, si bien él mismo ha admitido que no tiene muchas esperanzas de que prospere.

En la carta de Mas a Rajoy había un tercer punto, además del diálogo permanente y la consulta definitiva: avisar al presidente del Gobierno de que, si la consulta pactada no llega, se puede "utilizar las elecciones" autonómicas como sustitutivo de la consulta.

29 DE NOVIEMBRE, VIAJE A CATALUÑA

Por otro lado, el presidente del Gobierno tiene previsto viajar el día 29 de noviembre a Cataluña, veinte días después del llamado "proceso participativo" o consulta.

Pese a que en un primer momento, fuentes del PP avanzaron que esa visita tendría lugar este mismo sábado, finalmente no ha sido así. El pasado domingo, Rajoy avanzó algunas de las ideas que expondrá en su visita a esta comunidad. "Les voy a decir que, siendo españoles, catalanes, europeos, también están en el G-20. Y les voy a explicar que el mundo de hoy no es un mundo en el que convenga a nadie estar aislado", manifestó.

También reconoció que deberá explicar mejor sus argumentos y admitió fallos en la estrategia de comunicación de su posición sobre Cataluña. "Tendré que explicar mejor que hasta ahora mis razones y mis argumentos", afirmó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

APRENDE A USAR TU DINERO