POLÍTICA
21/11/2014 15:25 CET | Actualizado 21/11/2014 15:35 CET

El Gobierno concede la nacionalidad a Paciencia Melgar y Elena Bolo por su labor contra el ébola

El Gobierno ha concedido la nacionalidad española a las hermanas Paciencia Melgar Ronda, nacional de Guinea Ecuatorial, y Elena Bolo, nacional de Liberia. El Consejo de Ministros quiere reconocer así su generosidad y su colaboración "absolutamente desinteresada" al donar su sangre para el tratamiento de los enfermos de ébola que han sido atendidos en el Hospital la Paz-Carlos III de Madrid.

"El Consejo de Ministros ha valorado como circunstancias excepcionales que motivan la concesión de la nacionalidad española la trayectoria personal de las dos hermanas como misioneras que han dedicado su vida al servicio de los demás y al cuidado y atención de enfermos de ébola, arriesgando su propia vida", ha destacado Soraya Saénz de Santamaría después de la reunión semanal del Ejecutivo.

Según ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, que ha citado un informe elaborado por el propio hospital, las monjas han accedido a seguir colaborando durante todo el tiempo que sea necesario en el estudio de la actividad neutralizante de su suero. "Agradecemos pues su extraordinario, generoso y altruista comportamiento", ha insistido Santamaría.

MELGAR, DONANTE DE SUERO DE CONVALECIENTE

Hasta ahora solo habíamos oído hablar de Paciencia Melgar, que superó el ébola, pero ambas trabajaron con el religioso Miguel Pajares, que falleció tras ser repatriado. Melgar, que se infectó a la vez que él, vino a España para donar su sangre con anticuerpos -conocida como suero de convaleciente- a Pajares, pero no llegó a tiempo.

Después donó su suero para el segundo misionero repatriado, Manuel García Viejo, que llegó demasiado grave y también falleció, y para la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que sí superó la enfermedad, no ahorró en agradecimientos hacia Melgar cuando compareció tras recibir el alta el pasado 5 de noviembre.

"Tener acceso a dos donantes altruistas a continuar realizando estas donaciones es una portunidad científica excepcional. Nos ayudará a resolver dudas terapéuticas sobre el ébola, pero además es un agradecimiento del Estado español a su tarea y de futuros pacientes que pueden verse beneficiados en todo el mundo por su generosidad y su vocación de servicio a la sociedad", ha destacado el Gobierno.

ESPACIO ECO