TENDENCIAS
28/11/2014 19:33 CET | Actualizado 28/11/2014 19:33 CET

¿Sabes cómo entrenar tus orgasmos?

YOUTUBE

Nada de pesas, de colchonetas de yoga o de balones medicinales, el enésimo cachivache de fitness que necesitas es un dispositivo inteligente. Y no, aquí tampoco estamos hablando de relojes aderezados con tecnología GPS o pulseras que te chiven tu grado de sedentarismo. Lo último en llegar al mercado se llama Luna Smart Bead by Lelo y promete tonificar… los músculos de la vagina.

¿O acaso te habías olvidado de ellos en tu rutina de ejercicios? No deberías, porque el clímax también se ejercita y, al igual que en cualquier otro deporte, la maestría solo se logra practicando mucho. Como diría Vicente del Bosque en una rueda de prensa cualquiera: para ganar hace falta tocar mucho el balón y tirar mil veces a puerta. Pues eso.

Pero volvamos al aparato de Lelo: un gadget que memoriza el tono muscular de la vagina de la usuaria y ofrece cinco niveles de ejercicios guiados por vibración. Allá donde vibra el invento hay que contraer el músculo y relajar cuando el aparato lo pida. O lo que es lo mismo, tensar el músculo para tonificarlo como si estuviéramos haciendo pesas en el gimnasio. Suena sencillo pero lleva tiempo. Usado regularmente se aumenta el control consciente de esa zona (al final, sabes cómo manejar a tu antojo cada una de las fibras musculares de esa región) y esto optimiza nuestras sensaciones sexuales.

Usado con disciplina, el artilugio tonifica y, teniendo en cuenta que el orgasmo no es sino la contracción de esos músculos con consecuencias en las terminaciones nerviosas próximas, sobra decir que el clímax será mucho más intenso. Para ti y para tus compañeros varones: “Controlar la musculatura vaginal a voluntad nos permite aumentar nuestro placer durante la penetración. Además, lo de en un determinado momento contraer el músculo y oprimir ligeramente el miembro masculino, a ellos les encanta”, nos cuenta Oli Acosta, socia fundadora de La Juguetería.

Más sobre orgasmos y ejercicios para alcanzar maestría, en Grazia.

SOMOS LO QUE HACEMOS