NOTICIAS
01/12/2014 13:27 CET | Actualizado 01/12/2014 16:50 CET

La Liga y la Federación de Fútbol proponen eliminar a los grupos ultra de los estadios

Eliminar a los grupos ultra. Esa es una de las medidas que han salido de la reunión urgente de la Comisión Antiviolencia, convocada tras el asesinato de un aficionado del Deportivo de la Coruña durante una pelea entre grupos ultra en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón antes del partido que enfrentó al equipo gallego con el Atlético de Madrid.

Según ha explicado el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, en la rueda de prensa posterior a la reunión, en el encuentro la Liga y la Federación de Fútbol han propuesto elaborar un listado de los grupos ultras "para tomar la determinación de expulsarlos de nuestros estadios". Cardenal ha pedido, eso sí, "un plazo de tiempo para ello" para poder "acabar con ellos".

La intención es "elaborar una lista oficial sobre la que aplicar medidas", ha afirmado Cardenal, quien asegura que en España existe "una legislación muy avanzada" para luchar contra la violencia pero que "requiere de una práxis que no se ha implantado".

"Ahora mismo disponemos de la legislación actual con la que se aplican sanciones y se vigila a las personas implicadas para que no puedan entrar a los estadios. Ahora estamos hablando de cerrar gradas, cerrar campos, prohibir la venta de abonos en determinadas localidades, de sancionar a los equipos que tengan cualquier actitud connivente con estos grupos, como pueda ser facilitarles entradas, un local o cualquier tipo de cobertura. De esto hablamos y es lo que vamos a implementar", ha añadido Cardenal a preguntas de los periodistas.

Cardenal también ha explicado otras medidas propuestas en la reunión han sido, como "el cierre parcial de las gradas" en casos de "violencia verbal inadmisible"; controlar la venta de entradas; y crear una unidad de colaboración entre la Liga y los Cuerpos de Seguridad para prevenir la violencia.

SIN ANTECEDENTES

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, que ha calificado lo sucedido este domingo como "hechos de extremada gravedad pero excepcionales", ha asegurado que "no existían elementos objetivos que permitiesen prever acontecimientos como los que tuvieron lugar ayer".

"No hay antecedentes de enfrentamientos entre estas aficiones en los últimos seis años como para calificar este partido de alto riesgo", ha añadido. El dispositivo, según el secretario de Estado de Interior, era de 160 policías (100 nacionales, 60 municipales).

También ha explicado que se está investigando cómo se produjo la venta de entradas y cómo los ultras tuvieron acceso a las entradas, aunque no ha querido adelantar si parte de ellas procedían de las que el Atlético de Madrid hizo llegar al Deportivo de la Coruña para sus aficionados.

Según Martínez, los hinchas alquilaron un autobús fuera de la provincia e "hicieron lo posible para eludir el control y la protección policial" con una "intención deliberada" de buscar el enfrentamiento violento.

21 DETENIDOS

Las primeras llamadas al 112 y al 091 llegaron sobre las 8:50 horas de la mañana, denunciando grupos de personas con palos y corriendo. "Iban vestidos de oscuro, rapados y algunos con camisetas del Deportivo", ha afirmado Martínez, quien ha dado datos de detenidos y del material que se encontró en la zona.

Según el secretario de Estado, hay 21 detenidos, de los que 12 son miembros del grupo ultra Riazor Blues, 6 del grupo ultra Frente Atlético, 2 de los Bukaneros del Rayo Vallecano y otro del Alcorcón. Además, la Policía identificó a otras 90 personas.

En la zona se hallaron una navaja, dos petardos grandes, una bengala y varios palos de madera, aluminio y pvc de diversos tamaños.

VER ADEMÁS:

ESPACIO ECO