POLÍTICA
03/12/2014 12:33 CET | Actualizado 03/12/2014 12:36 CET

Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de Madrid, se felicita porque Teresa Romero "no se haya muerto"

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, afirma que no tiene nada que decir sobre Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que se contagió de ébola, que le demanda una indemnización de 150.000 euros por vulnerar su derecho al honor. No ha desaprovechado la ocasión, de todas formas, para enviarle un mensaje: "Lo que tengo que hacer es felicitarnos porque no se ha muerto y porque haya tenido un final feliz".

Rodríguez, a quien criticaron también sus compañeros de partido por sus "excesos verbales" sobre Romero y la oposición pidió dimitir, insiste en defender su gestión en los primeros días del primer contagio por ébola fuera de África. Según ha dicho, si él "lo hubiese hecho mal" Teresa Romero "no estaría hablando" y "España seguiría teniendo esta enfermedad".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Rodríguez ha comentado sobre la querella de la auxiliar de enfermería que no se lo puede "impedir" ya que está en "su derecho".

El consejero ha manifestado que es una "gran satisfacción" que España esté libre de ébola desde este martes. "Eso es fruto de la buena sanidad que tenemos en la Comunidad de Madrid y los buenos profesionales que tenemos".

Cuando se supo que Teresa Romero se había contagiado del ébola tras cuidar al misionero Manuel García Viejo, fallecido, Javier Rodríguez no dudó en culpabilizar a la auxiliar de enfermería. Ante el aluvión de críticas y peticiones de dimisión, Rodríguez envió una carta a Romero en la que se disculpaba por su actitud. Llegó demasiado tarde.

ESPACIO ECO