POLÍTICA
18/12/2014 12:14 CET | Actualizado 18/12/2014 14:50 CET

El Gobierno reconoce "grandes tensiones" tras la marcha de Torres-Dulce

EFE

A dimisión "por motivos personales" del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, "absoluto respeto" del Gobierno. Así se ha expresado el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien ha negado cualquier "presión" o "injerencia" en el trabajo del ex fiscal general.

En Barcelona, justo después de reunirse con el conseller de Justicia, Catalá aseguró haber sido "sorprendido" por la decisión de Torres-Dulce, a quien ha agradecido el trabajo durante los tres años en los que ha estado en el cargo, que ha desempeñado con "independencia" y "lealtad" institucional, según él.

El Gobierno no ha tenido "absolutamente nada que ver" en la renuncia, ha dicho el ministro.

Sin embargo, Justicia no ha querido obviar la máxima tensión vivida en la fiscalía por las acciones relativas a Cataluña y, en particular, las emprendidas contra los organizadores de la consulta del 9 de noviembre. El departamento que dirige Catalá reconocía horas antes en un comunicado que Torres-Dulce ha vivido "momentos difíciles y de grandes tensiones" durante los tres años que ha estado en el cargo.

EL PSOE DENUNCIA LAS "PRESIONES" DE RAJOY

Por su parte, el PSOE ha denunciado las presiones del Ejecutivo. El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha acusado a Mariano Rajoy de "presionar" a Torres-Dulce y de "forzar la dimisión" por "miedo" como fiscal general aunque "estaba haciendo bien su trabajo".

A esa acusación ha respondido Mariano Rajoy desde Bruselas. Para el presidente del Gobierno, "pase lo que pase y suceda lo que suceda, la posición del PSOE es siempre la misma: la culpa es del Gobierno".

"No voy a perder ni un minuto en ese asunto", ha subrayado el presidente, quien ha garantizado que Torres-Dulce ha decidido dejar su cargo por razones "exclusivamente personales" que ha dicho respetar.

Hernando, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, ha exigido la comparecencia urgente de Rajoy para dar explicaciones al considerarle "el principal responsable" de la dimisión de Torres-Dulce.

"El fiscal ha dimitido porque el Gobierno lo ha presionado, defendiendo su independencia. Es absolutamente inaceptable la actitud de Rajoy con las instituciones", ha denunciado.

LOS DESENCUENTROS CON TORRES-DULCE

Aunque el Gobierno siempre ha manifestado que "respeta" las decisiones de la Fiscalía, lo cierto es que en las últimas semanas se ha evidenciado el desencuentro con Torres-Dulce por la respuesta a la consulta soberanista.

Según informa El País, miembros de la Fiscalía denunciaron presiones del Gobierno que exigió celeridad a la presentación de la querella e indicaron lo delitos por los que se tenía que presentar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

APRENDE A USAR TU DINERO