NOTICIAS
29/12/2014 18:31 CET | Actualizado 29/12/2014 18:33 CET

Casi el 14% de los mayores tiene problemas para comprar medicamentos

Getty

El 13,8% de las personas mayores tiene problemas para comprar medicamentos o costearse servicios relacionados con el cuidado de su salud. La crisis económica, los recortes —como la exclusión de medicamentos y tratamientos del sistema de cobertura social— y la congelación de las pensiones son las principales causas de que 794.000 personas de más de 65 años hayan tenido dificultades económicas en España para cuidar su salud.

Incluso un 2,7 % de los mayores —la mayoría de rentas más bajas, con una pensión por debajo de los 600 euro mensuales — se han visto obligados a abandonar algún tratamiento de salud. Un 10% ha pospuesto la visita a un especialista por la imposibilidad afrontar los costes, destaca un informe elaborado por la Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios. Para el estudio se han realizado 1.200 entrevistas a personas entre los 65 y los 80 años.

CONSULTA EL INFORME COMPLETO

El informe apunta que la capacidad adquisitiva de las personas entre los 65 y los 75 años está por debajo de los mil euros mensuales en casi el 42% de los casos. Un 8,9% ni siquiera llega a los 600 euros al mes y el 23,3% cuenta con entre 1.000 y 1.500 euros.

LAS PREVISIONES ERAN AÚN PEORES

Pese a que el panorama no es, ni de lejos, el más positivo para la tercera edad, el secretario general de LA Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios (Hispacoop), Félix Martín, reconoce que antes de elaborar el informe esperaban unos datos aún peores. Y cita un ejemplo: “El 2,7 % de los mayores que se han visto obligados a abandonar algún tratamiento de salud es una cifra relativamente modesta respecto a lo que temíamos a encontrar, sobre todo teniendo en cuenta lo que está sufriendo la población en general”.

A menores ingresos, las personas por encima de los 65 años se las idean para ahorrar hasta el último céntimo posible. El estudio asegura que el 23,2%ha modificado sus conductas respecto a la luz, el 13,6% ha dejado de utilizar o utiliza menos algunos electrodomésticos, de mayor consumo y el 10,5% dice haber reducido el uso de aparatos eléctricos de calor y el 6,2%, de frío.

Ante tanto panorama gris, los mayores se agarran a los aspectos positivos que, aún, les ofrece el Estado del Bienestar. Por ejemplos “están absolutamente contentos con el transporte público, que aunque crees que se podrían hacer algunas cosas mejor, se sienten muy satisfechos con su funcionamiento. Del mismo modo están muy contentos con las ofertas de ocio, como el Imserso o centros de día”, señala Martín.