POLÍTICA
29/12/2014 08:54 CET | Actualizado 29/12/2014 08:59 CET

Urkullu y Mas se unen en un frente común contra la "recentralización" del Gobierno de Rajoy

DAVID AGUILAR/EFE

Sus problemas son diferentes, pero ambos tienen en común un oponente claro: el Gobierno central. El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, han acordado este domingo trabajar de forma conjunta para "hacer frente" al "creciente" proceso de "recentralización" del Ejecutivo.

Los dos presidentes autonómicos han mantenido un encuentro en el Palacio de Ajuria Enea de Vitoria, que ha durado cerca de dos horas, tras el que ninguno de los dos responsables institucionales han hecho declaraciones. El Gobierno Vasco ha informado del contenido del mismo a través de un comunicado.

Urkullu y Mas han analizado la situación económica y política de ambas comunidades autónomas, así como la "crisis institucional" del modelo de Estado que, para ambos, "se está agravando".

En cuanto a la actualización del estatus político y jurídico de Euskadi y Cataluña, los dos presidentes han reconocido que "los procedimientos y modelos son propios" en cada uno de los casos, al tiempo que han mostrado su preocupación por "la estrategia de creciente recentralización" llevada a cabo por el Gobierno central.

RUPTURA DE CONSENSOS

En este sentido, Urkullu y Mas han acusado al Ejecutivo de Mariano Rajoy de "romper unilateralmente los consensos que se habían alcanzado hace tres décadas".

Por ello, ambos presidentes han acordado "trabajar de forma conjunta" pero siempre "respetando las vías de actualización del autogobierno que Cataluña y Euskadi están desarrollando".

Asimismo, han hecho hincapié en el "desprestigio creciente de la política" que, en su opinión, está originado por la "desconfianza de la sociedad" hacia los partidos políticos como consecuencia de la crisis financiera y de los "casos de corrupción y malas prácticas".

UNIÓN TAMBIÉN FRENTE A PODEMOS

Esta desconfianza se agrava, para los dos presidentes autonómicos, con la utilización por parte de "algunos partidos'" de "supuestos de corrupción" contra los "adversarios que no comparten su modelo de Estado y/o sociedad".

"Hoy, si cabe más que nunca, es el momento de la transparencia, de la rendición de cuentas permanente y de trabajar por la dignificación de la política subrayando la honestidad de la mayoría de las servidores públicos", han defendido.

Al inicio del encuentro, Urkullu y Mas se han intercambiado obsequios. El lehendakari ha entregado al president catalán un grabado del Palacio de Ajuria Enea y un facsímil de la edición del 8 de octubre de 1936 del diario Euzkadi, en la que se informaba de la constitución del primer Gobierno Vasco. Mas ha regalado a su homólogo vasco una publicación conmemorativa del Tricentenario 1714-2014.

Tras el encuentro, Urkullu y Mas han comido junto a sus esposas en un conocido restaurante de Vitoria y volvieron a coincidir después en el palco de San Mames Barria, en Bilbao, donde presenciaron el amistoso que disputarán las selecciones de fútbol de Euskadi y Cataluña a partir de las 20.30 horas.

Esta cita entre los dos presidentes autonómicos se ha celebrado casi ocho meses después de que ambos mandatarios se reunieran de manera discreta, sin convocar a los periodistas, también en Vitoria. En aquella ocasión, Urkullu y Mas acordaron seguir manteniendo una relación "periódica y fluida" para abordar conjuntamente materias de interés común para ambas comunidades "así como profundizar en el conocimiento de las realidades propias de Cataluña y Euskadi, con sus similitudes y sus diferencias".