POLÍTICA
12/01/2015 13:04 CET | Actualizado 12/01/2015 13:04 CET

Hernando insinúa que los enfermos de hepatitis C quieren automedicarse

FLICKR / PP

Lo ha dejado caer. El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, ha calificado de "indecente" que una parte de la izquierda acuse al Gobierno de las muertes de pacientes con hepatitis C y ha destacado la necesidad de dejar a los médicos la labor de prescripción.

Y, de paso, ha dado a entender que los pacientes pretenden automedicarse con los fármacos de nueva generación, que tienen unas tasas de curación en combinación con otros medicamentos de hasta el 95%. "Esto de la automedicación o de que haya un político que determine qué tipo de fármaco se tiene que suministrar a un paciente me parece un disparate. Y, además, cuando eso lo usan los políticos para acusar de determinadas cuestiones me parece una demagogia lamentable", ha apostillado.

Las claves para entender la lucha de los enfermos de hepatitis C

Y es que, a su juicio, si esta premisa no se cumple, lo que está pasando actualmente con los pacientes con hepatitis C va a pasar "mañana" con los que padecen cáncer. Por ello, ha recordado que este lunes se va a constituir el Comité para el Abordaje Integral de la Hepatitis C, dirigido por el doctor Joan Rodés, que va a ser el encargado de determinar qué tratamiento hay que prescribir y a qué pacientes.

Los enfermos de hepatitis C protestan desde hace semanas, algunos de ellos encerrados en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, para reclamar una partida extraordinaria de 800 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado de 2015 para tratar a los enfermos más graves. Con ese dinero, argumentan, se podría tratar con los fármacos de última generación, dado que solo llegarán al 0,6% de los afectados este año por su elevado coste.

Contra esa protesta, el Gobierno argumenta que ningún paciente se va a quedar sin recibir los tratamientos que le recete el médico, pese a que los hepatólogos han acusado a la autoridad sanitaria de “poner en riesgo la salud de los pacientes” por recomendar tratamientos para algunas situaciones “con una elevada incidencia de efectos adversos graves sin ninguna base científica” contraviniendo las recomendaciones “de cualquier guía nacional o internacional”.

"DISPARATE DE QUERELLA"

Hernando ha calificado, además, de "disparate" la querella que va a presentar la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC) contra la exministra de Sanidad Ana Mato, y ha avisado de que detrás de estos pacientes hay "intereses políticos".

La PLAFHC va a entregar ante la Audiencia Nacional una querella contra Mato al considerar que ha "dejado morir" a unos 4.000 pacientes con el virus en el último año ya que "restringió" el acceso a los fármacos de última generación pese a estar ya aprobados.

"Me parece un disparate y quiero decirle a esas personas, a las organizaciones políticas que hay detrás de ellas, que la primera vez que se recetaron y aplicaron en el Sistema Nacional de Salud medicamentos contra la hepatitis C fue cuando Mato era ministra de Sanidad y, ahora, se va a volver a suministrar un nuevo medicamento de última generación a las personas que lo necesiten y con criterios médicos y científicos, no con criterios políticos", ha aseverado Hernando en una entrevista en Onda Madrid, recogida por Europa Press.

Además, ha calificado de "indecente" que una parte de la izquierda acuse al Gobierno de las muertes de pacientes con hepatitis C y ha destacado la necesidad de dejar a los médicos la labor de prescripción.

TE PUEDE INTERESAR

Las claves para entender la lucha de los enfermos de hepatitis C