INTERNACIONAL
26/01/2015 01:27 CET | Actualizado 26/01/2015 01:27 CET

Los socialistas griegos se hunden... y los neonazis se consolidan

REUTERS

La jornada electoral griega deja un titular evidente: los griegos han votado cambio, representado por la Coalición de Izquierdas Radical Syriza. Pero, más allá de eso, los comicios dejan otras dos claves importantes: el batacazo del Pasok, los socialistas helenos, y la consolidación de Amanecer Dorado, el partido neonazi que se consolida en un porcentaje de voto similar al de 2012 y se coloca como tercera fuerza.

El de los socialistas ha sido un descalabro de manual, como ya auguraban todas las encuestas. El PASOK ha pasado en poco más de cinco años de ganar con mayoría absoluta a ser un partido residual en el parlamento. Este domingo ha logrado un 4,69% de los votos (con el 90% de los votos escrutados), a mil años luz de aquel 43,9% que consiguió en su arrolladora victoria de los comicios del 4 de octubre de 2009. El resultado les otorga 13 escaños, mientras en 2012 ganaron 33.

Los socialistas, la formación que durante más años ha gobernado Grecia en las últimas tres décadas, sufrieron un primer golpe, ya muy fuerte, en las generales de 2012, cuando solo lograron un 13%. Lo de hoy es la puntilla para un partido que en los últimos meses ha visto cómo Yorgos Papandreu, hijo del fundador del partido y su líder entre 2004 y 2009, abandonaba el barco para crear una nueva formación, llamada "Movimiento de los Socialistas Democráticos".

Papandreu justificó su decisión diciendo que el país necesitaba una formación que no estuviera aliada con la derecha. Y es que ese es, precisamente, uno de los motivos del hundimiento final del PASOK, socio de Gobierno de los conservadores Nueva Democracia en la última legislatura. Además, durante su mandato Grecia fue rescatada por primera vez por la Troika y llegaron las medidas de austeridad. Fueron las bases del batacazo socialista.

LOS NEONAZIS SE MANTIENE

El PASOK se ha visto superado este domingo por los neonazis de Amanecer Dorado, que se han mantenido prácticamente en sus resultados de 2012, lo que les ha permitido convertirse en el tercer partido pese a tener desde 2013 a buena parte de su cúpula en la cárcel, incluido el líder, Nikolaos Michaloliakos, acusados de pertenecer a una organización criminal. Han obtenido 17 escaños, uno menos que en 2012.

Esta formación tiene un enemigo principal: los inmigrantes, especialmente los ilegales, y los judíos. Repiten una y otra vez que buscan que Grecia no se convierta "en una jungla social por los millones de inmigrantes que han traído a nuestra patria sin preguntarnos". Y la idea, espoleada por la fuerte crisis económica y política, ha calado en buena parte de la sociedad griega.

Michaloliakos, apodado por la prensa local como "el Führer", lidera el partido desde 1993, pero los orígenes de la formación se remontan a mediados de los ochenta. Sus militantes exponen sin pudor sus ideas xenófobas y su opción por la mano dura contra los inmigrantes, a los que no dudan en calificar de "escoria humana".

Amanecer Dorado, que promete acabar con la austeridad, organiza jornadas en las que reparten kilos de comida en Grecia, en ocasiones a las puertas del Parlamento del país. Para recogerla se debe acreditar previamente ser "100% griego". Los repartos corren a cargo de voluntarios de la formación, que aparecen vestidos con camisetas negras, el símbolo del partido.

En esta misma dirección, también hacen transfusiones de sangre de "pura raza griega" y llegaron a crear un banco de sangre sólo para griegos. También han abierto una agencia de empleo prohibida para inmigrantes. Muchas de estas iniciativas han tenido una respuesta masiva.

TE PUEDE INTERESAR

El HUFFPOST PARA EL ÁGUILA