NOTICIAS
29/01/2015 07:44 CET | Actualizado 29/01/2015 07:44 CET

Cuando la mensajería dio la puntilla al SMS

GTRESONLINE

Hace unos años nuestra mayor alegría comunicativa móvil era recibir un sobre virtual. Los SMS nos parecían una auténtica revolución: por fin un teléfono servía para mucho más que llamar y hablábamos con otras personas sin necesidad de abrir la boca. Después llegaron los MMS, que permitían el envío de imágenes pero que no gozaron de tanta popularidad debido a su elevado coste y complejidades de configuración. Ahora, ambos están en vías de extinción.

Desde que las aplicaciones de mensajería instantánea llegaron a nuestras vidas han ido reemplazando progresivamente a los mensajes como el servicio más utilizado en nuestro smartphone (con permiso de las redes sociales). Necesitamos comunicarnos, y WhatsApp nos lo pone muy fácil. Analizamos algunos de los datos que demuestran que la decadencia de los tradicionales mensajes de texto y el auge de la mensajería instantánea ya son un hecho:

Número de usuarios activos mensuales de WhatsApp desde abril de 2013 hasta enero de 2015 (en millones). Fuente: Statista

  • Los mensajes de WhatsApp ya superan en número a los mensajes de texto: Según publicó Jan Koum, ya se envían 30.000 millones de mensajes diarios , lo que supone una victoria frente a los SMS; se envían 20.000 millones de mensajes de texto diarios. Se prevé que esta tendencia se acentúe a medida que pase el tiempo, como se ha demostrado desde que WhatsApp llegó a nuestras vidas en 2009. Una aplicación gratuita que se alzaba como sustituta de los encorsetados mensajes de 160 caracteres que, por aquel entonces, en España costaban unos 15 céntimos.
  • Los SMS dan cada vez menos beneficios a las operadoras: Según la previsión de Informa Telecoms & Media, los beneficios anuales que generan los SMS en Estados Unidos caerán de los 120.000 millones de dólares en 2013, a los 96.000 millones de dólares en 2018. Los SMS todavía son un negocio rentable, aunque a sus 22 años de edad el negocio irá menguando progresivamente. Al final, el principal beneficiado es nuestro bolsillo: seguro que si tuviéramos que pagar por cada mensaje de WhatsApp, escribiríamos bastante menos.
  • España se ha convertido en el país de Europa en el que más se usa WhatsApp: El 70% de los usuarios de internet móvil en España ya utilizan WhatsApp, y una reciente encuesta afirma que el 96% de los españoles prefieren usar una app de mensajería como WhatsApp, Skype o Telegram, antes que llamar por teléfono. Además, los españoles nos informamos cada vez más a través de nuestro móvil, y nos encanta compartir lo que leemos por este tipo de redes: una de cada cuatro personas accede a las noticias o las comparte a través de esta aplicación.
  • La penetración de WhatsApp es similar en las distintas regiones del mundo: Según los datos de Statista, la penetración de WhatsApp en el primer trimestre del año pasado fue similar en todo el mundo, con una media de un 24%. A nivel global, en el último cuatrimestre de 2014, el país en el que un mayor porcentaje de usuarios de internet móvil emplearon WhatsApp es Sudáfrica, con un 78% del total, seguido de Malasia (75%), Argentina (74%) y Singapur (72%).
  • WhatsApp se ha alzado como el rey de la mensajería instantánea, imponiéndose a competidores como Facebook Messenger (muy utilizado en Estados Unidos) o WeChat (popular en China y otros países de Asia).
  • Penetración de WhatsApp por regiones en el primer trimestre de 2014. Fuente: Statista

    No hay duda de que seguiremos escribiendo mensajes en nuestro móvil como principal vía para comunicarnos, pero los SMS pronto serán una reliquia del pasado y los chats lo dominarán todo. ¿Viviremos también una era post-WhatsApp? Por ahora aún parece lejana.

    El artículo original fue escrito por Cristina Sánchez y publicado por Mobileworldcapital.com.

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

    NUEVOS TIEMPOS