INTERNACIONAL
06/02/2015 16:58 CET | Actualizado 06/02/2015 20:00 CET

El Bárcenas del Estado Islámico se da a la fuga con un millón de dólares

AFP

Un egipcio llamado Abu Obeida al-Masri, hasta ahora tesorero de la rama siria del Estado Islámico, ha asestado un golpe financiero al grupo terrorista tras huir con casi un millón de dólares a Turquía, según informa el International Business Times.

Al-Masri era también secretario de la oficina de zakat, la limosna que constituye uno de los cinco preceptos del islam y que el grupo había impuesto en las zonas que controla en Siria. El Estado Islámico toma un 25% por cada 100 gramos oro, o su equivalente en dinero, de quienes considere que deben aportar una limosna, y amenazó con hacerlo por la fuerza si no lo hacen voluntariamente. Una medida similar adoptaron los yihadistas en las áreas del noreste de la provincia de Alepo que tienen en su poder.

Allí, el grupo yihadista ha obligado a pagar una limosna a los comerciantes y dueños de fábricas, a los que ha comunicado que su deber es cuidar de las familias más pobres. Recientemente, el grupo repartió limosna entre los indigentes en la ciudad de Al Raqa, su bastión principal en Siria.

Algunas informaciones apuntan a que, como consecuencia de la huida de Al-Masri, el Estado Islámico ha emitido una orden para detener el reclutamiento de yihadistas egipcios.

El golpe financiero de Abu Obeida al-Masri se produce sólo unos días después de que el Estado Islámico emitiera el vídeo en el que se veía cómo quemaba vivo al piloto jordano Muaz al Kasaesbeh, algo que ha provocado indignación en todo el mundo.

Como respuesta, las autoridades jordanas ejecutaron en la madrugada de este miércoles a dos presos condenados por terrorismo, entre ellos la yihadista Sayida al Rishawi, cuya liberación fue reclamada por el Estado Islámico.

TE PUEDE INTERESAR

NUEVOS TIEMPOS