NOTICIAS
11/02/2015 12:00 CET | Actualizado 11/02/2015 12:00 CET

Los móviles también quieren llamar desde la nube

ISTOCK

Después de ver cómo sus ingresos por SMS caían y caían hasta convertirse en calderilla, las compañías telefónicas podrían quedarse ahora fuera del negocio de las llamadas. En estos tiempos que corren, en que la tecnología ha cambiado la forma en la que nos comunicamos, no se trata solo de que la palabra escrita haya ganado la partida a las charlas telefónicas; ahora, en lugar de gastar minutos, son muchas las firmas que proponen a sus clientes seguir consumiendo datos incluso a la hora de llamar.

Cada vez son más las empresas que apuestan por las llamadas VoIP o el teléfono en la nube. Una de las primeras que apostó por esta nueva forma de telefonía móvil fue Tuenti. La red social creada por Zaryn Dentzel, después de convertirse en una operadora móvil virtual al amparo de Telefónica, decidió crear tarifas específicas para los usuarios que quisieran llamar a través de su aplicación en el smartphone.

Aunque las telecos no ven peligrar su posición, ya hay algunas que, para cubrirse las espaldas, han decidido tomar posiciones. Sin ir más lejos, además de la filial de Telefónica, otra operadora virtual como MásMovil adquirió el pasado mes de diciembre UppMobile, la startup con la que ya tenía un acuerdo para los servicios de llamadas a través de internet. Con su aplicación UppTalk, los usuarios de MásMovil podrán conversar a través del teléfono aprovechando el wifi o su plan de datos.

Una jugada similar a la que ya realizó en su día Amena con la aplicación Libon. Los clientes de la operadora virtual de Orange podían descargar esta app en sus smartphones o tabletas y disponer de hasta 60 minutos al mes de llamadas a móviles y fijos nacionales.

Además, hay algunas compañías que, sin una teleco tradicional que las respalde, se han adentrado también en este sector. Es el caso de Masvoz, que ofrece soluciones de telefonía en la nube para empresas.

Todas estas compañías se adentran en un territorio en el que, además de competir entre ellas, deberán hacerlo con aplicaciones como Skype, WhatsApp o Viber, que también ofrecen o planean ofrecer a sus usuarios la opción de llamar a través de internet. Si bien este servicio aún no ha llegado a la app más popular de mensajería instantánea, su fundador, Jan Koum, ya anunció que estaba en camino. Aunque en la pasada edición del Mobile World Congress de Barcelona se aseguró que la VoIP llegaría a WhatsApp en 2014, la jerarquía de prioridades ha concedido mayor importancia a la llegada del chat al escritorio de nuestros ordenadores.

Pero antes de que WhatsApp decidiera lanzarse al terreno de las llamadas VoIP, otras tantas firmas de software habían apostado ya por la telefonía en la nube. La más famosa, sin duda, es Skype. Años después de llegar a nuestros ordenadores para ponernos en contacto con amigos y familiares que vivían más allá de nuestras fronteras, la compañía de origen estonio acabó aterrizando en nuestros dispositivos móviles.

En el camino inverso, pero adelantándose a los pasos de WhatsApp, la app'de mensajería instantánea Line puso en marcha un servicio de llamadas VoIP a fijos y móviles. La compañía surcoreana puso en marcha Line Call para intentar arrebatar el trono a Skype, un propósito que se había marcado incluso Facebook. Poco después de hacer efectiva, precisamente, la compra de WhatsApp, la red social de Mark Zuckerberg anunció que su chat, Messenger, también incluiría llamadas a través de internet.

Nadie parece dispuesto a quedarse sin cartas en esta partida. Hasta Google ha llegado para sentarse a la mesa y probar suerte con Hangouts. Algunos con ases, otros con peores manos, todos quieren hacerse con la victoria. Aunque antes, claro está, tendrán que convencer a los usuarios.

Un reportaje de José Luis Avilés publicado originalmente en Mobile World Capital.

ADEMÁS

ESPACIO ECO