TENDENCIAS
16/02/2015 08:27 CET | Actualizado 01/04/2015 09:56 CEST

Conoce a las únicas personas vivas que nacieron en el siglo XIX: los secretos de los más longevos

AP/Getty Images

Está claro que llegar a los 100 años es una gran hazaña, pero, si además se vive bien, constituye un hito incluso mayor. Aunque parezca imposible, las cinco personas (en concreto, cinco mujeres) más ancianas del mundo nacieron en ¡el siglo XIX! Estas supercentenarias han vivido las guerras mundiales, el hundimiento del Titanic, la llegada al espacio y mucho, mucho más. Lo más sorprendente es que cuando nacieron, la esperanza de vida en Occidente rondaba los 60. La mayor, la japonesa Misao Okawa, casi ha duplicado esa edad, ya celebró su 117º cumpleaños en marzo de 2015. Estas son las cinco personas más longevas del mundo y sus pequeños trucos para vivir una vida muy, muy larga:

1. Misao Okawa, 116, Japón

ACTUALIZACIÓN: Okawa falleció el 1 de abril de 2015 en la residencia de ancianos de Osaka en la que vivía. Tenía 117 años.

Okawa nació en Osaka en 1898 y se convirtió en la persona más anciana del mundo cuando otra centenaria japonesa, Jiroemon Kimura, falleció en 2013. Okawa vive en una residencia para jubilados y hace tres comidas fuertes al día. Sobre todo, le gusta el sushi y se asegura de comerlo al menos una vez al mes. Su principio fundamental es "Come y duerme y vivirás mucho", según contó al diario The Telegraph en su pasado cumpleaños. "Hay que aprender a relajarse", añadió. Se dice que duerme ocho horas al día. Bueno, sus consejos suenan bien.

2. Gertrude Weaver, 116, Arkansas (Estados Unidos)

Weaver es la estadounidense viva más longeva y celebra su cumpleaños el 4 de julio, el Día de la Independencia de los Estados Unidos. Vive en un centro para personas mayores y, al parecer, se conserva relativamente activa. Dice que su fe es lo que la mantiene. "Hay que seguir a Dios; a nadie más", contó a Camden News en su 116º cumpleaños. "Sé obediente, cumple las reglas y no te preocupes por nada. Yo lo he hecho muchos muchos años y no estoy cansada".

3. Jeralean Talley, 115, Michigan (Estados Unidos)

Talley creció en el sur de Estados Unidos y estuvo casada durante 52 años, hasta que su marido murió. Vive con su hija y le gusta jugar con sus tataranietos. ¡Hasta se va de pesca una vez al año! El consejo de Talley para una vida larga es muy simple: "Haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran ellos. Esa es mi forma de vida", contó a una empresa de noticias de Michigan en 2013.

4. Susannah Mushatt Jones, 115, Nueva York (Estados Unidos)

A sus 115 años, Mushatt Jones sigue con la misma energía. Le encanta desayunar beicon, huevos revueltos y polenta todos los días (aunque no parezca la receta para la longevidad...). Excepto por la pérdida de visión debida al glaucoma, el único problema de salud por el que se medica es la tensión arterial. También dicen que siente afinidad por la ropa interior de encaje. "Nunca se es demasiado vieja para llevar cosas bonitas", explicó a TIME. ¡Bien dicho!

5. Emma Morano-Martinuzzi, 115, Italia

Morano-Martinuzzi nació unos días antes del cambio de siglo, en noviembre de 1899. Emma cuenta que, con sólo 20 años, un médico le dijo que comiera un huevo crudo y otro cocido cada día. Y eso es lo que ha hecho hasta la fecha. También cena ligero -sólo un vaso de leche-, según contó al diario italiano La Stampa. O quizá la clave son las horas de sueño. Ella sigue a rajatabla el viejo dicho de "A quien madruga, Dios le ayuda". De hecho, se acuesta sobre las siete de la tarde y se levanta antes de las seis de la mañana.

Increíble.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'