POLÍTICA
16/02/2015 16:57 CET | Actualizado 16/02/2015 17:01 CET

La Audiencia descarta enviar a Rato a prisión porque no ve peligro de fuga ni reincidencia

EFE

A Rodrigo Rato se le ha visto de viaje a Suiza en varias ocasiones, pero el juez Fernando Andreu no ve en estas visitas riesgo alguno de destrucción de pruebas, reiteración delictiva o intento de fuga. Por esta razón la Audiencia Nacional ha vuelto a rechazar que el expresidente de Caja Madrid y Bankia ingrese en prisión.

La Audiencia Nacional considera que los "indicios delictivos existentes" contra él por las irrregularidades en su salida a bolsa no justifican una medida "tan gravosa" como la de su ingreso en prisión provisional como solicitó UPyD, más aún cuando "no ha llevado a cabo intento de fuga alguno". La Sección Tercera de la Sala de lo Penal confirma así la decisión tomada por Andreu en diciembre de 2014.

Para los magistrados, a pesar de que aprecian la existencia de "indicios delictivos" contra Rato, "ello por sí solo no resulta suficiente para acordar una medida tan gravosa", pues no se da ninguno de los requisitos previstos en la ley para ello. La Audiencia tampoco cree que la gravedad de la pena que pudiera imponérsele justifique la medida.

Consideran que los viajes a Ginebra del imputado poco después de que Andreu le impusiera una fianza de tres millones por su responsabilidad en las tarjetas opacas, no arrojan "ese hipotético riesgo de fuga" que temía UPyD, ya que no consta que "no haya retornado al país, se haya sustraído de la acción de la Justicia o no haya comparecido ante ella cuando ha sido llamado". "En otras palabras", explican, "no se ha llevado a cabo intento de fuga alguno, ni menos consumado, máxime cuando han transcurrido más de dos años desde el inicio de la investigación".

Los magistrados explican que la naturaleza del delito y la gravedad de la pena no constituyen por sí mismos elementos suficientes para imponer la prisión provisional y deben ponderarse con otros datos, como la situación familiar, laboral y económica del imputado. "Las características personales del inculpado y las particulares circunstancias que concurren en el caso, no hacen en el presente supuesto, sino alejar o disminuir el citado peligro de fuga", añaden.

NO ESTÁ PREVISTO UN JUICIO ORAL INMINENTE

"Dada la complejidad de la causa y el elevado número de imputados" la Audiencia no prevé un juicio oral inminente. El tribunal entiende que el plazo temporal "tampoco es indicativo del riesgo de fuga", ni que "el paso del tiempo puede producir los efectos contrarios, en el caso de que, por ejemplo, no se corroboren los iniciales indicios incriminatorios existentes", precisa la sala.

Los magistrados no advierten que existan los otros requisitos de riesgo de ocultación, alteración o destrucción de pruebas, o un peligro de actuación contra los bienes jurídicos de la víctima o una reiteración delictiva.

UPyD también recurría el hecho de que Andreu se negara a imponer una fianza solidaria de 4.112 millones a todos los imputados del caso Bankia porque el partido, que ejerce la acusación popular y, por tanto, no es perjudicado, no tiene legitimidad para pedirla. La sala coincide en este extremo y recuerda que "es evidente" que esta acusación "carece de legitimación para solicitar la reparación civil, que en el proceso penal queda reservada a la figura del perjudicado".

El juez vio en el la petición del partido de Rosa Díez una búsqueda de "notoriedad". "La ejemplaridad, el escarmiento, la eficacia o la tranquilidad social" no pueden perseguirse "mediante la adopción de medidas cautelares, cuyos fines no pueden ser los de anticipar el cumplimiento de una hipotética condena, ni menos aún la obtención de notoriedad por parte de quien interesa del juez que se adopten estas medidas", decía. UPyD realizó su petición después de la publicación de un informe de los peritos del Banco de España que determinaron que las cuentas anuales de 2011 que Bankia aprobó en marzo de 2012, bajo la presidencia de Rato, y las que reformuló en mayo de ese año, ya con José Ignacio Goirigolzarri al frente de la entidad, "no expresaban la imagen fiel" del banco.

Esta misma sala es la que tendrá que decidir sobre los recursos que varios de los imputados interpondrán a lo largo de esta semana contra el auto en el que Andreu fijaba el pasado viernes una fianza solidaria de 800 millones para Bankia y su matriz, BFA, y cuatro exconsejeros, entre ellos Rato.

AUTO 57.2015 RESOLUCIÓN PRENSA16022015141011 by El Huffington Post

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB